Los fuertes enfrentamientos entre Israel y Palestina han dejado más de 140 muertos y cientos de heridos como consecuencia del lanzamiento de 1800 cohetes por parte del grupo islámico Hamas que han sido contestados con 600 ataques aéreos de Israel.

Jerusalén ha sido el escenario de violentos enfrentamientos entre árabes y judíos desde hace aproximadamente 100 años. Sin embargo, una serie de nuevas movilizaciones han reabierto las causas del conflicto provocando fuertes ataques entre Israel y las milicias palestinas.

Una de las principales causas del conflicto entre Palestina e Israel se debe a que estos últimos consideran que es su capital “indivisible”, mientras que los israelíes pretenden convertir a Jerusalén en la capital de su Estado.

La extensión de las protestas a las comunidades árabes en Israel, de origen palestino; los enfrentamientos entre civiles, y el foco puesto en la movilización de un barrio jerosolimitano, por el posible desalojo de familias palestinas en favor de colonos judíos reflejan el inicio de un conflicto que se encontraba apaciguado.

Qué pasa en Israel y Palestina? Las 3 claves del último conflicto en la  región

¿Qué sucede?

Durante el mes de abril Israel impidió algunas reuniones del Ramadán, una celebración sagrada para los musulmanes, y prohibió la entrada de 83 mil palestinos durante esta celebración, debido a la muerte de cuatro personas en un atentado por parte de dos palestinos en Tel Aviv.

A pesar que Israel flexibilizó esta restricción, la decisión ya había originado un nuevo conflicto que se agravó cuando Israel ordenó desalojar a decenas de palestinos en el barrio jerosolimitano. En este sitio, siete familias palestinas con 58 miembros recibieron órdenes de desalojo en respaldo a familias judías que aseguran haber vivido en esas casas antes de la guerra de 1948.

Le puede interesar.  Frontera: Mientras los colectivos armados buscan la paz, los ciudadanos viven aterrorizados

Estas evacuaciones provocaron una ola de protestas, desde hace semanas, que han terminado en detenciones y enfrentamientos con las autoridades. Sin embargo, no fue si no hasta el lunes 10 de mayo cuando sonaron las alarmas antiaéreas, en Jerusalén, por primera vez desde 2014 debido al disparo de cohetes provenientes de Gaza.

Los palestinos congregados en la Puerta de Damasco celebraron con aplausos el lanzamiento de los cohetes y a su vez exigían a la policía israelí liberar a los detenidos en los disturbios de los últimos días además de retirarse de dos zonas claves de Jerusalén.

En las protestas se han registrado al menos 148 muertos, 139 en Gaza y 9 en Israel, y más de un centenar de heridos sin contar los daños materiales que ha dejado los enfrentamientos que se han extendido a más partes de Israel.

Gaza espera en vilo una tregua o la guerra total | RTVE.es

Según explicó el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, esta es una “lucha que se ha extendido a varios frentes: Jerusalén, Gaza y otras partes en el país”.

Ante estos hechos, el Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó su profunda preocupación ante la ola de violencia entre palestinos e israelíes.

“Condenamos cualquier acto de violencia y cualquier incitación a la violencia, así como las divisiones étnicas y provocaciones”, agregó el portavoz del organismo, Rupert Colville.

Con información recopilada de El País y France 24

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí