La empresa de transporte y entrega de mercancías Rappi, emitió un comunicado contundente en el que manifestó su rechazo hacia el ataque xenófobo que sufrió el venezolano Junior Ramírez por parte de un cliente peruano.

La empresa de deliveryse pronunció en contra de cualquier acto de violencia y discriminación, luego de que Ramírez fuera insultado, denigrado con frases xenófobas y amenazado físicamente por un hombre identificado como Guillermo Miranda, quien reaccionó de manera violenta luego de que su pedido de comida a domicilio llegara con la bolsa de papel rota por la humedad de la bebida que contenía.

“Los repartidores son personas honestas que se esfuerzan con esmero para prestar un servicio de primera calidad. Ellos merecen todo el respeto y apoyo de la ciudadanía y de los usuarios que solicitan sus servicios (…) Demostremos que los peruanos somos personas respetuosas que valoramos las diferencias y resaltamos a las personas de bien”, manifiesta el comunicado.

Asimismo, indicó que luego del incidente, intentaron comunicarse con Miranda sin éxito. Debido al incumplimiento de los términos por parte del cliente y a las fallas en comunicación, la empresa decidió bloquearlo de la plataforma.

El ataque a Ramírez causó indignación entre los repartidores no solo de Rappi, sino de otras empresas como Glovo, quienes se apostaron con sus motocicletas frente al edificio donde vive Miranda, en el distrito limeño de Miraflores, para protestar de manera pacífica por lo ocurrido y exigir respeto para el gremio.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Equipo de Guaidó evalúa nuevas medidas de presión contra el régimen

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí