En cualquier país medianamente democrático y con instituciones independientes esos documentos casi provocarían la caída de un gobierno o al menos obligarían a una investigación de por qué se le dio ese poder al señor Alex Saab.

En el texto, fechado el primero de julio de 2020, el funcionario chavista le advirtió de un proceso penal en su contra o sanciones si no mantiene el secreto durante el proceso de extradición que enfrenta en Cabo Verde, donde está detenido desde el pasado mes de junio.

“Como sabe, la República de Cabo Verde ha recibido una solicitud de extradición de Estados Unidos. Esto era de esperar y ahora debe centrar su atención en defender por todos los medios posibles este atroz ejemplo de extraterritorialidad judicial por parte del gobierno de Donald Trump. Sabemos que la lucha contra tal poder será dura, pero el presidente (Nicolás Maduro) confía en que usted prevalecerá”, dice la misiva.

Los documentos forman parte de una moción que la defensa del empresario colombiano presentó el jueves ante el Tribunal de Florida, Estados Unidos, que acusó en 2019 a Saab de lavado de dinero y que motivó a la activación de la alerta roja de Interpol.

“Dada su condición de enviado especial de la República Bolivariana de Venezuela, estoy en el deber de recordarle que la política exterior del Estado venezolano forma parte de los planes integrales en materia de seguridad y defensa (…). En el anterior sentido, y en atención a las actividades que le han sido encomendadas, está usted en posesión de información concerniente a la seguridad y defensa de la nación considerada ‘clasificada’. Tenemos razones bien fundadas para estimar que, en caso de ser extraditado a los Estados Unidos, usted será presionado por cualquier método, legítimo o no, para la revelación de dicha información, lo que supondría un gran riesgo para nuestro país”.

El texto fue difundido en Twitter por el periodista de investigación Roberto Deniz, quien le ha hecho seguimiento al entramado de corrupción que rodea a Saab y los negocios con el régimen chavista.

Le puede interesar.  Josep Borrell: “La situación de Venezuela es insostenible”

Arreaza le recordó al empresario colombiano, señalado de ser el presunto testaferro de Maduro, que está sujeto a las leyes venezolanas y que tiene la obligación de mantener los más altos niveles de secreto, confidencialidad y de lealtad.

“Cualquier violación de la misma podrá dar lugar a un proceso penal y estar sujeta a las sanciones previstas en la legislación venezolana en relación con la divulgación de la información que comprometa la seguridad y defensa de la nación.

El régimen venezolano aseguró que Saab fue nombrado como supuesto enviado especial de Venezuela en abril de 2018. Por ende, ha exigido su liberación al alegar que el empresario colombiano tiene inmunidad y que su detención forma parte de la política de presión ejercida por el gobierno de Estados Unidos para forzar la salida de Maduro del poder.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí