FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

Tres ciudadanos estadounidenses fueron detenidos en Venezuela, a principios de año, por presuntamente intentar ingresar al país de forma ilegal.

De acuerdo a The Associated Press, dos de los hombres, un abogado de California y un programador de computadoras de Texas, fueron arrestados a fines de marzo, pocos días después de que el gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro liberara a otros dos estadounidenses.

Las fuerzas de seguridad venezolanas arrestaron al abogado Eyvin Hernández, de 44 años, y al programador informático Jerrel Kenemore, de 52, en incidentes separados en el estado occidental de Táchira, según una persona familiarizada con las investigaciones sobre los arrestos. La persona habló con The Associated Press bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada a discutir los casos públicamente.

Hernández es de Los Ángeles; Kenemore es del área de Dallas, pero vive en Colombia desde 2019.

Un tercer estadounidense fue arrestado en enero, también por supuestamente ingresar ilegalmente al país a lo largo de su larga frontera con Colombia. AP no revela su nombre a pedido de su familia, que teme represalias.

Al menos ocho estadounidenses más, incluidos cinco ejecutivos petroleros y tres veteranos, siguen encarcelados en Venezuela, y los funcionarios estadounidenses insisten en que están siendo utilizados como moneda de cambio política.

Los arrestos más recientes se producen en medio de los esfuerzos de la administración Biden para revertir la política de la era Trump de castigar a Maduro por lo que consideran que pisotea la democracia de Venezuela. En cambio, los funcionarios de Biden están tratando de atraerlo nuevamente a las negociaciones con la oposición respaldada por Estados Unidos para allanar el camino hacia elecciones libres y justas.

Le puede interesar.  Principios republicanos versus Principios comunistas

Como parte de ese acercamiento aún temprano, EE. UU. ha planteado la posibilidad de aliviar las sanciones a la nación de la OPEP, una medida que, con el tiempo, también podría ayudar a reducir los precios del petróleo, que se dispararon tras la invasión de Rusia a Ucrania.

La liberación de dos estadounidenses el 8 de marzo se celebró en Washington, dando un impulso al acercamiento de la administración Biden a Maduro. No está claro qué impacto, si lo hay, tendrá el encarcelamiento de otros tres estadounidenses en las relaciones con Maduro, un aliado cercano de Rusia a quien Estados Unidos ha sancionado y acusado de cargos de narcóticos.

El Departamento de Estado confirmó los tres arrestos y un portavoz dijo que los funcionarios abogan por la liberación inmediata de todos los estadounidenses detenidos injustamente en Venezuela.

Más allá de cualquier consecuencia política, los arrestos apuntan a lo que los funcionarios estadounidenses consideran una tendencia alarmante: el arresto de estadounidenses desprevenidos a lo largo de la frontera entre Colombia y Venezuela, un área sin ley dominada por bandas criminales y rebeldes de izquierda. Los estadounidenses que intentan ingresar a Venezuela sin visa son especialmente vulnerables.

A pesar de la retórica a menudo feroz de Maduro contra el “imperio” estadounidense, no hay indicios de que esté apuntando a los estadounidenses para arrestarlos.

Con información de The Associated Press

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí