Mientras las aerolíneas en todo el mundo registraron perdidas monetarias debido a la pandemia de covid-19, Conviasa informó que sus operaciones se dispararon un 85 % durante el año 2020. El crecimiento se debe a su hegemonía en el país, lograda a través del saboteo contra las otras compañías aéreas que se enfrentan a retraso de permisos y cambios de última hora por parte del régimen de Nicolás Maduro.

Conviasa tiene actualmente vuelos regulares a Bolivia, México, Irán, Panamá y República Dominicana, los cuales son cobrados en dólares y a precios exorbitantes.

“Si Conviasa ha crecido, está muy bien, pero las operaciones aéreas venezolanas no deberían depender de una sola aerolínea, de un solo interés, eso es peligroso, no está bien”, expresó Reinaldo Pulido, vicepresidente de la asociación de turismo Conseturismo.

Pese a registrar un incremento en sus actividades, comprar un boleto en Conviasa puede resultar complicado. Usuarios en redes sociales señalan que nadie responde los números de atención al cliente y el sitio web no es confiable para las reservas de los vuelos.

Dirigida por el exmilitar Ramón Velásquez, la aerolínea estatal no publica informes financieros ni datos clave como la venta de billetes, los ingresos, la capacidad de los vuelos o un presupuesto operativo.

Desde que se autorizó la reactivación de vuelos en Venezuela, Conviasa empezó a reactivar sus rutas, en su mayoría a países aliados al régimen. Próximamente planea habilitar vuelos a Rusia y China.

Con información de Infobae

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Régimen de Maduro planea regular las redes sociales y el financiamiento de las ONG en Venezuela

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí