Puente Internacional Simón Bolívar

Tras 48 de cierre fronterizo, decretado por Colombia, el dinamismo regresó este viernes a los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, tal y como lo habían anunciado las autoridades de migración en el vecino país.

Antes de las 5:00 a.m., hora colombiana, ya cientos de venezolanos habían arribado a la avenida Venezuela, en San Antonio del Táchira, en espera de la reapertura de ese tramo binacional, el más concurrido de la zona.

“Vine con cierto temor de que no la abrieran. Ayer leía que algunos problemas se presentaron en Colombia durante la protesta”, precisó Marta Carrillo, aliviada al ver normalidad en el tránsito.

Pasadas las 8:00 a.m., Carillo llegaba a la frontera. Media hora después, estaba cruzando el puente. “Voy a comprar comida. Casi siempre bajo los viernes o los sábados, pues son los días que más se me facilitan”, dijo.

Del lado colombiano, específicamente en La Parada, la afluencia de venezolanos, recorriendo los diversos establecimientos comerciales, se registró desde tempranas horas de la mañana.

“Dos días sin entradas”

Para los colombianos y venezolanos que trabajan y viven en La Parada, el cierre significó pérdidas, pues la mayoría de sus clientes son los miles de ciudadanos que atraviesan a diario el tramo binacional.

“Hubo algunos grupos que pasaron por las trochas, pero jamás es lo mismo. El nivel bajó muchísimo. En mi caso, fueron dos días sin entradas”, indicó Alberto Márquez, vendedor de golosinas.

Márquez esperaba recuperar ayer lo que no hizo en dos días, pues tiene compromisos con el alquiler del cuarto donde vive. “Uno se para un día y siente el golpe en el bolsillo”, apuntó el caballero, oriundo de Maracay.

Jonathan Maldonado, corresponsal de FronteraViva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí