El día de ayer se dio a conocer la noticia sobre el hallazgo de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Universidad de Oxford. Hoy, el gobierno del Reino Unido tiene como objetivo asegurar las existencias de doce de éstas para garantizar la salud de la sociedad y con ello, evitar la crisis económica.

Las pruebas se hicieron a 1.077 voluntarios quienes mostraron que la inyección, llamada ChAdOx1 nCoV-19, los llevó a producir anticuerpos y células T, un tipo de glóbulo blanco que ayuda a coordinar el sistema inmunitario.

La vacuna está hecha de un virus genéticamente modificado que causa el resfriado común en los chimpancés. Se ha modificado en gran medida, primero, por lo que no puede causar infecciones en las personas y también para hacer que “se parezca” más al coronavirus.

Kate Bingham, presidenta del grupo de trabajo de la Universidad de Oxford, dijo que desde siempre, la tarea había sido tener una cartera completa en lugar de un jugador estrella. También aclaró que las vacunas no obtendrían aprobación antes de mediados del próximo año:

“Pero se entienden mejor y están más probados y, como formatos, tienen más probabilidades de funcionar, pero son más lentos. Entonces, lo que hemos hecho es elegir lo que creemos que son los mejores en su clase de los diferentes tipos de vacunas y garantizarles los derechos”.

Por su parte, un venezolano que es médico y miembro principal de equipo de Investigación Clínica de la University College London, fue entrevistado el día de hoy por Express News, dio a conocer que la vacuna es segura y no produce ningún efecto adverso a las personas que están sanas:

“Solamente, podrían presentar dolor de cabeza, dolor muscular y en ocasiones fiebre”.

El Reino Unido no está solo en la oferta para asegurar un suministro de vacuna. Estados Unidos ha atraído críticas particulares por su política estadounidense y los acuerdos multimillonarios que están dispuesto a firmar con las compañías de vacunas.

Covax, la Organización Mundial de la Salud y la Fundación Gates están siendo apoyadas por el Reino Unido con la intensión de recaudar dinero de los países donantes para financiar suministros esenciales de una vacuna para los países de bajos ingresos que tienen pocas posibilidades de obtener algo por sí mismos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí