El secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab quien es suplente del primer ministro del Reino Unido, anunció que la cuarentena se extenderá tres semanas más ya que no quiere correr el riesgo de dañar la salud pública y la economía. “Todavía no tenemos la tasa de infección tan baja como es tan necesario”, dijo.

Mientras que Raab hablaba el día de ayer a los medios de comunicación y a los ciudadanos sobre la extensión del confinamiento, el número de muertes por coronavirus, se ubicaba en 13,729; para el día de hoy, el total de muertos es de 14,576, es decir, 847 más.  

El primer ministro también dijo que si se relajaría las medidas tomadas, se correría el riesgo de desperdiciar todos los sacrificios y todo el progreso que supuestamente se ha alcanzado hasta el día de hoy, mientras se evidencia que la propagación y las muertes están latentes. Sin embargo, Raab, dijo que “hay una luz al final del túnel, pero ahora estamos en una etapa delicada y peligrosa en esta pandemia”.

Hay unas condiciones importantes que también mencionó el suplente de Boris Johnson, las cuales, deben estar presentes antes de levantar la cuarentena: Asegurar que el Sistema Nacional de Salud (NHS) pueda ser frente a la tasa diaria de mortalidad, que la tasa de infección por coronavirus disminuya a niveles manejables, que se pueda garantizar el suministro de los equipos de protección personal para satisfacer la demanda a futuro y que exista confianza de que cualquier ajuste no corra riesgo de un segundo pico.

Hace más de un mes, antes de que el gobierno británico llamara al confinamiento, los ciudadanos del Reino Unido, escuchaban del primer ministro,  que debían estar preparados porque muchos de sus familiares, perderían la vida debido al COVID-19. Sin duda, este discurso, aunque sonó sincero, se calificó como bastante frío y las personas empezaron a demandar medidas más fuertes. Hoy en día, Raab, reconoce lo difícil de la situación, “cada vez que vengo a este atrio y leo lo que está ocurriendo, me alejo y pienso en sus hijos e hijas, nietos y nietas, hermanos y hermanas, pasando por todo en este momento”.

Por otro lado, un destacado experto en salud pública, advirtió que se podría llegar a 40,000 muertes en el Reino Unido antes de que se acabe con esta situación. Sin embargo, es probable que esta cifra se subestime por parte del gobierno británico.

Le puede interesar.  Defensa de Alex Saab solicita la suspensión del proceso de extradición a Estados Unidos

Matt Hancock, como parte del comité de salud, dio a conocer que las muertes por coronavirus que se producen fuera de los hospitales no están incluidas en el recuento diario debido a retrasos en las cifras de informes de certificados de defunción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí