El Gobierno de Rusia ha dimitido, según ha anunciado el primer ministro del país, Dimitri Medvédev, tras el discurso anual del Estado de la Nación pronunciado por el presidente, Vladímir Putin, en el que ha anunciado cambios políticos.

En concreto, pretende llevar a cabo reformas constitucionales que supuestamente darían un mayor poder al Parlamento. Al aceptar la renuncia, el jefe del Kremlin espera que el ejecutivo se mantenga en funciones de forma provisional.

Medvédev explicó que ha presentado la dimisión de su equipo en una reunión con Putin. La razón la alude al artículo 117 de la Constitución, en el que se establece que corresponde al presidente aceptar o no la salida de los miembros del Gobierno.

El presidente ha planteado este miércoles dotar de «mayor responsabilidad» al Parlamento en la formación de Gobierno y que sea la Cámara Baja (Duma) quien deba aprobar la candidatura del primer ministro, cargo que precisamente ocupó Putin entre 2008 y 2012 tras cubrir su primera etapa en el Kremlin y no poder aspirar a la reelección, informa Ep.

Conforme a este nuevo equilibrio de poderes, el presidente «no tendrá el derecho a declinar las candidaturas aprobadas por el Parlamento» y estará «obligado» a acatar estos nombramientos, ha explicado Putin, partidario de un referéndum para introducir enmiendas constitucionales.

El presidente ruso aseguró que prevé crear el cargo de vicesecretario del consejo de seguridad ruso y ofrecérselo al propio Medvédev, que lo habría aceptado.

Entre los posibles candidatos para sustituir a Medvédev como primer ministro figuran el alcalde de Moscú, Serguéi Sobyanin; el ministro de Economía, Dmitri Oreshkin, y el titular de Energía, Alexander Novak, apunta Reuters.

Medvédev asumió la jefatura del Gobierno en mayo de 2018, después de que Putin fuera reelegido dos meses antes como jefe del Estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí