Víctor Bautista, director para el Desarrollo y la Integración Fronteriza

Los trabajos que se hagan para el nuevo esquema migratorio, lado colombiano, no requerirán del cierre del tramo binacional

Por Jonathan Maldonado

Para los meses de julio-agosto, Colombia estima tener lista la nueva organización del puente internacional Simón Bolívar, que consta de 500 metros lineales, y tiene como objetivo principal mejorar los accesos y flujos migratorios, así lo precisó Víctor Bautista, director para el Desarrollo y la Integración Fronteriza de la Cancillería del vecino país.

“Se trata de una adecuación de infraestructura”, destacó Bautista al tiempo que hizo hincapié en la necesidad de despejar el tramo binacional de vendedores informales, y de otros grupos que, a su juicio, no tienen muy buenas intenciones.

“Aquí tenemos una población muy vulnerable, los migrantes vienen en condiciones difíciles y queremos que los controles migratorios y la atención a estos usuarios sean las mejores; que todos esos factores externos queden restringidos”, puntualizó desde el Hospital Erasmo Meoz, en Cúcuta, donde se hizo entrega de equipos de alta tecnología por parte del gobierno de Alemania.

Además, aclaró que el proyecto, que está en su fase administrativa, también busca proteger a los funcionarios colombianos, pues son ellos quienes “están al servicio del ciudadano y debemos resguardarlos con una organización y logística, desde el paso fronterizo más importante del país, según el flujo migratorio”.

No habrá cierre de puente

Bautista subrayó que los trabajos que se realicen no ameritarán el cierre del tramo binacional. “No queremos causar traumas, no estamos pensando en ningún cierre de frontera. El servicio se mantendrá abierto y continuo. Haremos esfuerzos físicos para que esto se haga en los perímetros y no haya necesidad ni siquiera de cambiar los horarios”, adujo.

En cuanto a si este cambio en el flujo migratorio se aplicará en otros pasos como el Francisco de Paula Santander, indicó que se está analizando esa probabilidad. “Por los momentos se llevará a cabo en el Simón Bolívar”, recalcó.

Esta reorganización, aseguró, hará más rápida la circulación de personas y garantizará una atención más eficaz. “Sin duda alguna, esto es un mejoramiento de los servicios, por eso la adecuación física es también fundamental”, señaló.

“El puente no está diseñado para ventas ambulantes u otro tipo de ofertas. Vamos a corregir muchos temas y entres esos están que allí se cumplan solo las funciones migratorias, aduaneras y todo lo que corresponde al paso fronterizo ordenado y regulado”, reiteró el director para el Desarrollo y la Integración Fronteriza.

Aún no está previsto de que estos virajes requieran de un aumento en el número funcionarios que hacen vida en el tramo, lado colombiano. “De ser necesario un incremento, así se hará”, aseveró a modo de colofón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí