La canciller en funciones del estado boliviano informó que a partir de este viernes serán retirados 725 médicos, colaboradores y funcionarios cubanos que ejercían labores en el país suramericano para evitar cualquier tipo de agresión. Así lo expresaba la canciller en funciones Karen Longaric.

“Quiero decirle que he hablado largamente con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, y él me expresó que para evitar mayor fricción, Cuba retirará a 725 funcionarios cumpliendo actividades de cooperación en el área de la medicina, comunicaciones y otras. Retirarán a sus funcionarios a partir de mañana [viernes] y concluirán ese proceso hasta el miércoles”, dijo Longaric en declaraciones al diario El Deber.

Este paso tiene lugar pocos días después de la renuncia de Evo Morales a la presidencia y tras conocerse este jueves la investigación en curso contra cuatro cubanos por incitar protestas en ese país. Los detenidos llevaban en mochilas unos 90 mil dólares (unos 700 mil bolivianos), que serían presuntamente usados para fines de movilización política, detalló la policía. 

“Cuba ha comprendido que debemos reencauzar las relaciones diplomáticas en un clima de respeto mutuo, pero el canciller cubano pidió el resguardo de la seguridad de los funcionarios en todo ese proceso”, agregó la funcionaria boliviana.

Según destaca el portal cubano Cibercuba, no quedó esclarecido si la retirada de funcionarios cubanos de Bolivia afectará la embajada y sus consulados en el país suramericano.

Hasta el momento no se han producido declaraciones públicas del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) y del Ministerio Salud Pública (MINSAP) de Cuba al respecto, ni los medios estatales cubanos han publicado la noticia. 

Cuba detalló tras la salida de Morales que los 701 médicos de misión en Bolivia se encontraban “seguros”.

El Gobierno de Cuba califica la retirada de Morales tras el comprobado fraude electoral del 20 de octubre, como un Golpe de Estado, una posición en la que insiste el exmandatario desde su exilio en México.

La campaña mediática desde Cuba y países afines como Venezuela también repite este discurso y descalifican las protestas de los ciudadanos bolivianos durante dos semanas tras la reelección de Morales por cuarta vez consecutiva, pese a que en 2016 un referéndum popular no apoyó su petición de reelegirse indefinidamente.   

Los cuatro cubanos detenidos por la policía de Bolivia por incitar las protestas tras la salida de Morales eran parte del personal técnico de la Embajada de Cuba en Bolivia, como integrantes de la Brigada Médica Cubana en ese país.

Los médicos cubanos trabajan en Bolivia desde 2005 a raíz de la Operación Milagro y posteriormente se consolidó el programa integral de salud de la Isla en ese país, pese a polémicas internas. El gobierno boliviano paga anualmente 300 millones de bolivianos (unos $43 millones de dólares) por esos servicios.

Esta semana, Ecuador comunicó el fin del convenio médico con Cuba. Unos 400 puestos quedarán vacantes para ser ocupados por profesiones de la salud ecuatorianos.

Los servicios médicos son una de las prinicpales fuentes de ingreso de divisas a las arcas del Gobierno de Cuba. En 2018 ingresaron unos 6.400 millones por este concepto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí