FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

Se espera que un testigo colaborador en un juicio penal que comienza la próxima semana testifique que un ex director ejecutivo de la refinería de petróleo Citgo Petroleum ayudó a un presunto traficante de drogas venezolano a blanquear dinero a mediados de la década de 2000, según muestran documentos judiciales.

Los fiscales en el juicio de Carlos Orense, a quien acusan de enviar decenas de miles de kilogramos de cocaína a Estados Unidos, no mencionaron a Citgo en los documentos judiciales del 4 de noviembre, describiéndola solo como una subsidiaria totalmente propiedad de una empresa estatal venezolana con la que Orense tenía contratos de perforación de petróleo.

Un abogado de Hugo Carvajal, ex director de inteligencia militar venezolana que enfrenta cargos separados de tráfico de drogas, dijo el martes que la empresa estadounidense es Citgo (PDVSAC.UL) y el CEO era Luis Marín.

Marín fue CEO de Citgo desde 2003 hasta 2005.

Durante la selección del jurado el lunes para el juicio de Orense en Nueva York, el juez de distrito de EE. UU. Vernon Broderick nombró a Marín como una de las varias personas que se espera que se mencionen en el juicio, que podría durar hasta dos semanas.

Marín dijo a Reuters que no estaba al tanto del caso y declinó hacer más comentarios.

Un portavoz de Citgo declinó hacer comentarios.

Se espera que el juicio incluya testimonios de que un ex CEO de Citgo organizó para que la empresa firmara un contrato ficticio con una empresa pantalla que recibía depósitos de las ventas de drogas de Orense en EE. UU. y transfería el dinero a cuentas bancarias en el extranjero, dijeron fiscales federales en los documentos judiciales.

Le puede interesar.  Extraditan a Estados Unidos a hombre acusado de lavar dinero de Pdvsa

Citgo enfrenta una subasta organizada por la corte el próximo año que podría desmembrar la empresa. La subasta forzada de acciones en una de las empresas matrices de Citgo recaudaría fondos para pagar a los acreedores vinculados a Venezuela que les deben miles de millones de dólares.

Empleados de Citgo, que es propiedad de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA.UL), han sido acusados de irregularidades en otros casos. Un ex funcionario de adquisiciones se declaró culpable en 2021 de aceptar sobornos. Pero ningún ejecutivo de Citgo había sido acusado previamente de complicidad con el tráfico de drogas.

Funcionarios venezolanos acusados de recibir sobornos

Se acusa a Orense de sobornar a líderes militares venezolanos para garantizar el paso seguro de sus drogas. Él se ha declarado inocente de tres cargos de conspiración para importar narcóticos y posesión criminal de armas.

El ministerio de información de Venezuela no respondió a una solicitud de comentarios.

Los fiscales no nombraron al testigo que testificará sobre el CEO, pero en el documento del 4 de noviembre, lo describieron como un ex miembro del equipo de seguridad de Orense de 2003 a 2010. Un agente de la Administración para el Control de Drogas escribió en una queja de 2021 contra Orense que el testigo fue condenado por cargos de fraude en EE. UU. en 2015 y está siendo pagado para colaborar con las autoridades.

En el documento, los fiscales dijeron que se espera que el testigo colaborador testifique que Orense y un ex jefe de inteligencia militar venezolana arreglaron para que un asociado de Orense se convirtiera en el CEO de la empresa estadounidense.

Le puede interesar.  Cúcuta, el puente que utilizan los venezolanos para retornar a Venezuela

Los fiscales escribieron que el CEO luego arregló para que su empresa firmara el contrato con la empresa pantalla, lo que permitiría evadir el escrutinio por transferir grandes sumas de dinero al extranjero porque los fondos parecían legítimos.

Los abogados de Orense dijeron en documentos judiciales que la actividad que los fiscales describieron como lavado de dinero era “actividades comerciales legítimas”.

Zachary Margulis-Ohnuma, abogado de Carvajal, le dijo a Reuters que parecía que el jefe de inteligencia militar al que los fiscales se referían era su cliente y que los fiscales se referían a Citgo y a Marín.

Margulis-Ohnuma negó la acusación contra Carvajal.

“El gobierno está equivocado: el General Carvajal no tuvo nada que ver con decisiones corporativas en Citgo y nunca conoció a Luis Marín hasta años más tarde”, dijo Margulis-Ohnuma en un comunicado.

Carvajal fue extraditado de España a Nueva York a principios de este año. Él se ha declarado inocente.

Las acusaciones de EE. UU. sobre la complicidad oficial venezolana en el comercio de drogas han sido desde hace mucho tiempo una fuente de tensión en la relación fría entre Washington y el miembro de la OPEP dirigido por socialistas. El presidente Nicolás Maduro mismo fue acusado en 2020 de cargos de “narcoterrorismo” por EE. UU., los cuales él llamó falsos y racistas.

Información de Reuters

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí