El exgobernador de Nuevo México, Bill Richardson, planea viajar esta semana a Venezuela para instar a Nicolás Maduro a liberar a varios estadounidenses encarcelados como un gesto de buena voluntad destinado a aliviar las tensiones con Estados Unidos.

El Centro Richardson, que busca la libertad para los estadounidenses en manos de gobiernos extranjeros hostiles y organizaciones criminales, anunció el lunes la reunión prevista con Maduro en las redes sociales.

Richardson no dijo en nombre de quién viajaba a Caracas o qué día se reuniría con Maduro, el líder socialista venezolano quien recientemente fue acusado de cargos de narcotráfico en Estados Unidos.

Entre los ciudadanos estadounidenses encarcelados en Venezuela se encuentran dos exBoinas Verdes, Luke Denman y Airan Berry, arrestados en mayo mientras participaban en una incursión fallida organizada desde la vecina Colombia para expulsar a Maduro.

También se encuentran retenidos seis ejecutivos petroleros de Citgo, cinco venezolanoamericanos y un residente permanente de Estados Unidos, que fueron atraídos a Caracas para una reunión a fines de 2017 en las oficinas de PDVSA, el gigante petrolero estatal de la compañía con sede en Houston, cuando agentes de seguridad enmascarados invadieron una sala de juntas y se los llevaron.

Si bien la visita de Richardson es una misión privada, coordinó con el Departamento de Estado y mantuvo informados a los funcionarios estadounidenses sobre sus planes, según alguien familiarizado con el viaje, bajo condición de anonimato para discutir detalles de planificación, informó AP.

La diplomacia cara a cara contrasta con la política estadounidense de “máxima presión” sobre un líder considerado por Washington como un dictador y capo de la droga. La administración Trump cerró la Embajada de los Estados Unidos en Caracas en marzo de 2019 después de reconocer a Juan Guaidó, el jefe del congreso controlado por la oposición, como el líder legítimo de Venezuela.

Le puede interesar.  Envases de medicinas falsas eran elaborados en Cúcuta

Richardson, exembajador de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas durante la presidencia de Clinton, ha abierto canales diplomáticos a varios gobiernos hostiles, incluidos Irán, Cuba y Corea del Norte, para ganar la liberación de unos 40 estadounidenses.

Primer Informe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí