Avión que usaba Delcy Rodríguez al momento de aterrizar en el aereopuerto Barajas, España.

El Gobierno de España habría omitido las sanciones de la Unión Europea (UE), impuestas a 25 altos funcionarios del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, por haber permitido el paso de la vicepresidenta del gobierno que usurpa el poder en Venezuela, Delcy Rodríguez por el terminal del aeropuerto Barajas, en Madrid.

La presencia de la funcionaria venezolana en la capital española, donde incluso se habría encontrado con el ministro español de Transporte, José Luis Ábalos, incumplió el mecanismo sancionador de la UE, salvo que España comunicara previamente por escrito su intención de conceder una excepción.

Aunque no hay constancia de que se cursara esa petición, el Gobierno encabezado por Pedro Sánchez puede verse obligado a dar explicaciones ante el órgano del Consejo de la UE encargado de velar por el cumplimiento de las sanciones pactadas por los 28 Estados miembros.

Las sanciones contra los funcionarios venezolanos obligan a los Estados de la UE a adoptar “las medidas necesarias para impedir que entren en su territorio o transiten por él” las personas sometidas a una prohibición de viajar a la Unión Europea, según la decisión del Consejo de la Unión Europea aprobada en 2017.

“Todo parece indicar que el Gobierno de España ha infringido la ley de la UE”, concluye el abogado José Rivas, socio del despacho Bird & Bird en Bruselas. Rivas considera que “la señora Rodríguez, cuando menos, transitó durante varias horas por el aeropuerto de Barajas que se encuentra en territorio español”.

«No entró a España»

El Gobierno español insistió este lunes en que la vicepresidenta de Nicolás Maduro no entró en España la semana pasada, por lo que cumplió con las sanciones de la Unión Europea (UE) que impiden que «entre» en el territorio de un Estado miembro o «transite por él».

Fuentes del Ministerio español de Interior explicaron a la agencia Efe que la Policía actuó como habitualmente ante la llegada de personas sobre las que pesa una alerta de Interpol, una sanción comunitaria o carecen de visado para entrar en territorio europeo.

«Se garantizó que no entrase ni transitase por España», subrayaron hoy las fuentes.

Según el artículo 6 de la decisión adoptada en 2017 por el Consejo de Ministros de la UE ante el «continuo deterioro de la democracia, el Estado de derecho y los derechos en Venezuela», los Estados miembros deben adoptar «las medidas necesarias para impedir que entren en su territorio o transiten por él» las personas responsables de violaciones o abusos graves de los derechos humanos.

El ministro español de Transportes negó este domingo que mantuviera una «reunión» con Rodríguez, ya que fue «un encuentro, un saludo», que duró 20 o 25 minutos, y recalcó que se garantizó el cumplimiento de las normas de la UE que prohíben a ella y otros dirigentes venezolanos entrar en su territorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí