Saraí Alvarado, la mamá del niño venezolano de 11 años que fue brutalmente agredido en el colegio Víctor Raúl Haya de la Torre de Lima, Perú, explicó a Alertas24 detalles del suceso.

«Cuando llevé a mi hijo al colegio el jueves 21 de abril, él estaba bien. Pero cuando lo fui a recoger me dijo que le dolía mucho el cuello, la cabeza, que estaba como estropeado. En un primer momento pensé que era por el peso del bolso o un malestar de gripe», contó Alvarado.

Pero a medida que pasaban las horas, la salud del niño iba empeorando, razón por la cual Saraí se comunicó con la tutora (profesora guía) para saber si había ocurrido algo extraño en el colegio. La docente le dijo que iba a conversar con el director y con otros profesores para indagar.

«Después, cuando llevé a mi hijo con el traumatólogo, la tutora fue con el niño agresor y su madre para que nos pidieran disculpas a Jhoángel y a mí», señaló Saraí.

Pero todo cambió cuando el caso se volvió mediático:

Fiorella Buendía, la madre del adolescente acusado de agredir al niño, aseguró a medios peruanos que su hijo es una persona tranquila y que es falso que haya intentado ahorcar y asfixiar a su compañero.

Además, acusó al padrastro y a la propia madre del niño venezolano de supuestamente haberlo golpeado, lo cual Saraí desmiente rotundamente.

«Hoy en día, mi hijo fue diagnosticado con una hemorragia intraventricular dentro de su cerebro y con politraumatismo a la altura de la cervical por el estrangulamiento que sufrió. Estoy impactada, indignada, por como la situación se ha tergiversado. Me duele como no he tenido justicia, como no se han seguido los procesos correspondientes», respondió Saraí a los señalamientos de Fiorella Buendía.

Le puede interesar.  Acreditación de identidad, un documento para venezolanos en Perú
Parte médico

El adolescente admitió, en un primer momento, haber agredido al niño venezolano.

«El niño también, él admite, el niño nunca ha dicho que no», indicó el director del plantel a Saraí Alvarado por medio de una llamada telefónica, verificó ALERTAS 24.

Saraí Alvarado pide a las autoridades peruanas investigar lo ocurrido para que se determine quiénes son los responsables.

Precisó, además, que la Embajada de Venezuela en Perú ha seguido muy de cerca el caso y los ha apoyado.

Sin embargo, la repatriación no se puede realizar mientras el niño no esté totalmente recuperado.

«Lo único que quiero en este momento es que mi hijo se recupere al 100 % para irme a mi país», sentenció.

Con información de Alertas24


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí