Este martes, cuatro trabajadores del sector salud fueron detenidos por exigir las condiciones de trabajo adecuadas para tratar los casos de coronavirus, así lo denunció la ONG Provea.

Según la información publicada por la organización, tres de las detenciones tuvieron lugar en Maturín, estado Monagas. Señalaron que los aprehendidos fueron Julio Molinos, Carlos Carmona y Maglys Mendoza.

La cuarta detención fue la del enfermero Rubén Duarte, en el estado Táchira; quien denunció a través de un video que los trabajadores del Hospital Central de San Cristóbal y la red hospitalaria están esperando respuestas del régimen.

«Queremos garantizar el derecho a la salud y que el coronavirus no se escape del Estado y traiga consecuencias que nos va a costar muchas vidas», expresó Duarte.

Posteriormente, la ONG FundaRedes informó que los funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia (Dgcim) liberaron al enfermero.

Ante los hechos, Provea destacó que el estado de alarma decretado por el régimen, no es para violar los derechos humanos; exigiendo el cese de la persecución contra los trabajadores de la salud.

Astrid Anselmi

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí