Miles de migrantes venezolanos han retornado al país, obligados por la pandemia de COVID-19 que desestabilizó al mundo entero. Al llegar se encuentran con una compleja realidad: en los refugios donde deben cumplir cuarentena les ofrecen pocos alimentos, no tienen atención médica y reciben malos tratos de parte de quienes los custodian.  

Danny Ramírez, ex preso político, denunció que los retornados solo reciben dos comidas en los Puntos de Atención Integral, conocidos como PASI. En consecuencia, aseguró que ya hay niños en avanzado estado de desnutrición.

Muchos retornados duermen en el suelo mientras cumplen la cuarentena en los PASI. Foto cortesía.

“No les basta con la desgracia que le hacen pasar a los venezolanos, quienes por culpa de esos criminales tuvieron que emigrar, sino también es una total desgracia intentar regresar”, escribió Ramírez en su cuenta de Instagram.

Además, el opositor señaló que si los retornados se atreven a manifestar su descontento, son golpeados e intimidados por “guerrilleros” que cuidan el lugar.

Específicamente, Ramírez se refiere a los refugios ubicados en los municipios fronterizos de Apure, Táchira y Zulia.

Vínculos de Maduro con grupos guerrilleros

No es la primera vez que vinculan al régimen venezolano con forajidos. Esta semana se publicó un video donde alias Edward, un líder del ELN, jura lealtad a Maduro, demostrando la alianza que mantiene la cúpula chavista con grupos guerrilleros.

Recientemente, la ONG FundaRedes denunció que en ELN tiene frentes en poblados del estado Táchira.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí