Funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) aplican tácticas de tortura nazi en Venezuela, así lo reveló el segundo informe de la Misión de Determinación de Hechos de la ONU sobre el rol del sistema de justicia en la violación de derechos humanos en el país.

Uno de los detenidos por la Operación Gedeón declaró ante la justicia que agentes de la DGCIM lo interrogaron bajo tortura y, tras negarse a hacer las declaraciones que le plantearon, le dijeron que aplicarían el “Sippenhaft”, una táctica de castigo colectivo utilizada por los nazis que consiste en encarcelar a los familiares de los detenidos como forma de presión.

Tras la amenaza, algunos funcionarios de la DGCIM fueron a casa del acusado y arrestaron a sus dos hermanas y a su cuñado, quienes fueron retenidos en la sede del cuerpo de seguridad en Boleíta, estado Miranda, durante 32 días.

“En el acta de la audiencia de presentación, no se indica que el Tribunal de Control haya tomado ninguna medida tras recibir esta información”, denunció la Misión de la ONU.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Apresuran juicios, presionan a detenidos y pasan barniz a los centros de tortura: la estrategia de Maduro contra las denuncias por violaciones a los DDHH

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí