Imágenes del siniestro. Foto cortesía.

Alberto Pérez todavía no sale de su estado de impresión al haberse salvado, por unos segundos, de resultar quemado junto a decenas de personas en el incendio de un camión en Magdalena, Colombia. El hecho ocurrió este lunes, un poco después de las 8:00 am, mientras hombres llenaban pimpinas de gasolina, la cual era sacada de un camión cisterna que se estrelló y quedó volcado en la carretera.

Este habitante de la localidad se encontraba vendiendo refrescos en la vía cuando supo del accidente de un vehículo que transportaba gasolina a unos cuantos metros.

“Busqué un par de pimpinas y me dirigí junto a un compañero en una moto para sacar el combustible y venderlo. Cuando llegamos encontramos a mucha gente en el lugar. Yo fui a parquear la moto, mientras mi amigo iba adelante”, indicó.

En ese momento, cuando dejaba la motocicleta y se disponía a caminar hacia el camión, se produjo la conflagración. “Vi el infierno de cerca”, comentó.

Alberto no alcanzó a acercarse mucho cuando el vehículo de carga se incendió y atrapó en fuego a más de 50 personas, entre ellas a su acompañante, quien por fortuna, aunque también resultó quemado, logró sobrevivir.

“Fue impresionante escuchar a la gente gritando mientras corría de un lado a otro. Yo no sabía qué hacer. Solo se me ocurrió ponerme en la mitad de la carretera y pedirle ayuda a los conductores que se movilizaban a esa hora”, contó.

Le puede interesar.  Bajo la consigna “queremos luz”, habitantes de San Antonio marcharon hasta Corpoelec

Reconoció que en esta tragedia hubo responsabilidad de sus coterráneos. “Lastimosamente aquí hay mucha necesidad y las personas buscan aprovechar cualquier oportunidad para rebuscarse”, señaló.

Alberto dice que está vivo de milagro y cree que este hecho dejará una enseñanza en todos.

Tomada de El Tiempo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí