Imágenes del siniestro. Foto cortesía.

Alberto Pérez todavía no sale de su estado de impresión al haberse salvado, por unos segundos, de resultar quemado junto a decenas de personas en el incendio de un camión en Magdalena, Colombia. El hecho ocurrió este lunes, un poco después de las 8:00 am, mientras hombres llenaban pimpinas de gasolina, la cual era sacada de un camión cisterna que se estrelló y quedó volcado en la carretera.

Este habitante de la localidad se encontraba vendiendo refrescos en la vía cuando supo del accidente de un vehículo que transportaba gasolina a unos cuantos metros.

“Busqué un par de pimpinas y me dirigí junto a un compañero en una moto para sacar el combustible y venderlo. Cuando llegamos encontramos a mucha gente en el lugar. Yo fui a parquear la moto, mientras mi amigo iba adelante”, indicó.

En ese momento, cuando dejaba la motocicleta y se disponía a caminar hacia el camión, se produjo la conflagración. “Vi el infierno de cerca”, comentó.

Alberto no alcanzó a acercarse mucho cuando el vehículo de carga se incendió y atrapó en fuego a más de 50 personas, entre ellas a su acompañante, quien por fortuna, aunque también resultó quemado, logró sobrevivir.

“Fue impresionante escuchar a la gente gritando mientras corría de un lado a otro. Yo no sabía qué hacer. Solo se me ocurrió ponerme en la mitad de la carretera y pedirle ayuda a los conductores que se movilizaban a esa hora”, contó.

Le puede interesar.  El grito de auxilio que una madre venezolana le hace a Michelle Bachelet: “Mi hijo fue secuestrado por las FAES y presentado como terrorista”

Reconoció que en esta tragedia hubo responsabilidad de sus coterráneos. “Lastimosamente aquí hay mucha necesidad y las personas buscan aprovechar cualquier oportunidad para rebuscarse”, señaló.

Alberto dice que está vivo de milagro y cree que este hecho dejará una enseñanza en todos.

Tomada de El Tiempo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí