Cerca de 5 mil embarcaciones venezolanas cuentan con radiobaliza de emergencia, un dispositivo que funciona de forma satelital facilitando la localización de los barcos, navíos, aeronaves y personas en peligro, denunció El secretario de la Organización Nacional de salvamento y seguridad Marítima de los Espacios Acuáticos de Venezuela (ONSA), Luis Guillermo Inciarte.

El funcionario señaló, durante una entrevista para Unión Radio, que más de 40.000 embarcaciones deberían tener radiobaliza de emergencia. Sin embargo, desde 2017 los buques han estado zarpando sin contar con ese mecanismo de seguridad.

Inciarte indicó que actualmente hay dos embarcaciones con estatus de desaparecidas, junto con su tripulación: la embarcación Zorro Viejo y la embarcación Santo Amaro II. En total hay nueve personas desaparecidas (pescadores) que zarparon en buques que no contaban con radiobaliza.

“La embarcación Zorro Viejo zarpó con 4 personas a bordo. Estos zarparon de la península de Macanao hacia la isla La Blaquilla. Tenían estimado llegar el 25 de abril, el 28 se hizo la denuncia, pero no fue sino hasta el 30 en la tarde que la administración acuática conoce del caso y, posteriormente, se activan algunas operaciones de búsqueda. Su estatus actualmente es de desaparecida”, dijo.

El buque de pesca Santo Amaro II, de más de 20 metros de eslora, de acero naval, es un buque de pesca de altura, explicó Inciarte. De esta embarcación no se tiene información desde el pasado 4 de mayo.

«Lleva cinco personas. Zarpó el 4 de mayo, reportó una falla de máquinas, iba a hacer una parada temporal, a una milla de distancia de donde zarpó, frente a la costa, continuó, probablemente, para la pesca. Se estima que eso ocurrió entre el 5 y el 6 de mayo. Pero desde 4 de mayo no se tuvo más comunicación con el buque. Hay algo que nos deja ver que los sistemas eléctricos y de comunicaciones se cayeron el 5, algo ocurrió eléctricamente. Y hay un detalle: la baliza de emergencia funciona con batería y eso debió haber funcionado, pero tampoco se activó», añadió.

Le puede interesar.  ONG venezolanas no deberán revelar la lista de sus beneficiarios ante la oficina contra el terrorismo

La ONSA presume que la embarcación quedó a la deriva o se hundió.

El funcionario señaló que las radiobalizas marítimas son obligatorias para todo buque mayor a 5 toneladas de arqueo bruto. «Peñeros hasta ahora no, pero buques de pescas más grandes que un peñero normal, con 10 metros de eslora, tipo 3 puños, este tipo de cosas, sí es obligatoria. Si no tiene un dispositivo de señalización de emergencia, lo que están es pagando la irresponsabilidad con su vida», manifestó.

Con información de El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí