Los ciudadanos con algún boleto de viaje debieron pasar este miércoles para lograr sellar en Migración Colombia

El paso acelerado y en masa del venezolano se evidenció este miércoles en una avenida Venezuela, en San Antonio del Táchira, que se quedó pequeña frente a cientos de personas que arribaron desde tempranas horas de la mañana por el anuncio de cierre de la frontera, que entró en vigencia desde hoy, a las 0:00, y hasta el domingo, a las 4:00 p.m.

Algunos iban con sus maletas y pasaportes en mano para sellar en Migración Colombia y esperar, en tierras neogranadinas, el momento del embarque; otros, en gran cantidad, llevaban sus carritos de mercado y bolsas para guardar los alimentos y demás productos que suelen adquirir en el hermano país.

«No habrá excepciones para nadie. Solo podrán pasar, mientras estén cerrados los pasos, quienes tengan alguna emergencia de salud», dijo al equipo de prensa de La Nación un funcionario de Migración Colombia, apostado en la mitad del puente y que responde a las dudas de muchos ciudadanos acerca  de si habrá o no consideraciones para los venezolanos cuyos boletos de viaje estén pautados en estos cuatro días de cierre.

En horas de la tarde de ayer, el puente lució igual de atestado. El sol abrasador de la frontera no hizo mella en la urgencia del venezolano por lograr hacer sus diligencias. «Vine a comprar las medicinas de mi mamá. Me da terror que se acaben y no pueda conseguirlas donde vivo», señaló Wilson Suárez, habitante de Cordero.

Carmen Ríos, por su parte, se dirigió a las 10:00 a.m. a las oficinas de Migración Colombia. «El sábado viajo a Medellín y no quiero perder mi pasaje. Voy a ver a mi hija, quien tiene año y medio trabajando allá», recalcó, para luego indicar: «qué hemos hecho para estar así. Es increíble a lo que hemos llegado».

«Menos mal que tengo a dónde llegar aquí, en Cúcuta, y hasta el sábado. Si tuviera que pagar hotel, no hubiese podido, pues llevo el dinero contado», dijo.

Las autoridades del vecino país anunciaron que habrá un despliegue de funcionarios por las trochas para evitar que ingresen, por estas vías irregulares, ciudadanos provenientes de Venezuela.

Algunos comerciantes en La Parada manifestaron su descontento con la medida. Aseguraron que debió ser solo 24 horas antes de las elecciones, previstas para este domingo, para no perjudicar a los comerciantes de la zona, quienes, en su mayoría, venden sus productos a venezolanos.

Hasta la tarde de este miércoles, el Gobierno aún no había decidido si habría alguna excepción con los niños que viven en Venezuela y estudian en Colombia. / Jonathan Maldonado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí