En la calle 67 de Bogotá, Colombia, se encuentra ‘The Chamos Burger’, una venta de hamburguesas establecida por Víctor y Nayari Farías, hermanos oriundos del estado Carabobo. El éxito del negocio es producto del arduo trabajo de los venezolanos, quienes llegaron a Colombia con el objetivo de tener una mejor calidad de vida.

Desde que llegaron a la capital colombiana, los hermanos Farías empezaron a trabajar con un carrito de perros calientes para ahorrar dinero y así consolidar la venta de comida.

“Al cabo de ocho meses logramos ahorrar tres millones de pesos (1.000 dólares) que fue con lo que empezamos, de los cuales la mitad lo utilizamos para el mobiliario y los materiales. El resto fue para el primer arriendo del local y el depósito del arriendo”

El menú de ‘The Chamos Burger’ tiene una gran variedad de hamburguesas, perros calientes y papas fritas con sabor venezolano. La cordialidad de los empleados hace del lugar un espacio ideal para las familias, el baluarte de los Farías, pues gracias al negocio han logrado la reunificación con sus seres queridos.

“(Estoy) muy orgullosa de ellos, demasiado orgullosa. Fueron muy buenos estudiantes, no pudieron ejercer, pero bueno, son muy inteligentes los dos”

Betzi Cabrera, madre de los propietarios.

Víctor y Nayari pertenecen a los casi dos millones de venezolanos que migraron a Colombia huyendo de la crisis que afecta a su país. Afortunadamente han encontrado refugio y el impulso necesario para materializar sus sueños en tierras cafeteras.

Con información de La Voz de América

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Venezolano salva a una mujer que se estaba ahogando en Chile

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí