Así lució este jueves el paso binacional

Ya en La Parada, en Colombia, la mayoría optaba por retirarse el tapabocas, pese a que la localidad registra aglomeraciones

Por Jonathan Maldonado

Aunque al principio Migración Colombia lo había vendido como una recomendación, un vídeo del comandante de la Policía Metropolitana de San José de Cúcuta, José Luis Palomino, revelaba lo contrario: “a partir de este jueves, todo ciudadano que ingrese por esa frontera, debe hacerlo con tapabocas”. Y así fue. La norma preventiva se cumplió.

A la altura de la pared metálica, en la avenida Venezuela, en San Antonio del Táchira, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), emitían la información de que para poder pasar hacia la aduana, y posteriormente al puente, debían usar el elemento sanitario. “De lo contrario, lo devuelven en Colombia”, dijo uno de los funcionarios.

En esa avenida, en horas de la mañana, proliferaron los vendedores de tapabocas, muchos de ellos ofrecían un producto artesanal, el cual, según expertos en la materia, no protegen en lo absoluto.  “A mil pesos”, gritaban algunos. Otros, aprovechando la urgencia de los ciudadanos, se atrevían a pedir 2.000 pesos.

Todos iban con sus tapabocas

“Parece una película, hermano. Nunca me imaginé ver esta imagen. Da susto”, dijo Armando Díaz, joven que transita a diario por el tramo binacional para ofrecerle a los clientes el servicio de su carrucha. “Yo también uso mi tapabocas. Hay que evitar”, señaló.

“A mí me preocupa realmente es el gasto que significa comprar a diario un tapabocas. No siempre se gana mucho en lo que uno hace”, recalcó quien, en muchas jornadas, solo consigue lo del arriendo y parte de la comida.

Por su parte, Luz Teresa Rey, desconocía la medida empleada por Colombia. Al arribar a San Antonio del Táchira, proveniente de El Palmar de La Copé, escuchó a un GNB decir que sin tapabocas no cruzaban. “Fui y lo compré”, indicó.

Luz Teresa Rey, venezolana

Desde su perspectiva, la norma no ayuda. “¿Dónde hay tanto tapabocas para tanta gente?”, se preguntó la dama al tiempo que aseguró: “los tapabocas no van a servir de nada. Hay que tomar otras medidas”.

“Sabemos que es incómodo pero es por el bien de todos”

En horas de la mañana, uno de los representantes de la Policía de Colombia se dirigió a los venezolanos que ingresaban, con la siguiente información: “sabemos que es incómodo, pero es para el bien de todos, tanto de los colombianos como de los hermanos venezolanos”.

Punto de migración colombiano

Funcionarios de Migración Colombia, entretanto, revisaban los documentos de los transeúntes, verificaban que estuviesen usando bien el tapabocas y lanzaban la siguiente interrogante: “¿En los últimos 15 días ha visitado algún país afectado por el coronavirus?”

Adiós tapabocas

Una vez la ciudadanía cruzaba el puente y se adentraba a La Parada, se despedía de sus tapabocas. Los guardaban en carteras, bolsos o bolsillos y, de esta manera, seguían con sus diligencias, pese a que la zona registra aglomeraciones.

Vendedor de tapabocas en La Parada

Expertos en el área de la salud han dejado claro que los tapabocas no se pueden reutilizar. La recomendación es desecharlo una vez se utilice.

Tramo binacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí