FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

Sofos de Mileto

La percepción es el mecanismo individual que realizamos y que consiste en recibir, interpretar y comprender las señales que provienen desde el exterior, codificándolas a partir de la actividad sensitiva. Son serie de datos captados por el cuerpo a modo de información bruta, que adquirirán significado luego de un proceso cognitivo que también es parte de la propia percepción.

La percepción incluye la interpretación y el análisis de los estímulos y es de carácter subjetivo, además de selectiva, porque las personas deciden (a veces de forma inconsciente) percibir algunas cosas y otras no; asimismo, es temporal porque no se producirá por siempre, sino por un corto plazo. La final de este proceso de percepción pasa por la interpretación. Esta será la que le dará contenido a los estímulos que previamente se seleccionaron y se organizaron. Aquí ya entra mucho más en juego la individualidad de cada persona, con su experiencia previa y sus valores personales. Con estos insumos y análisis tomamos decisiones, algunas acertadas, otras veces erróneas.

Venezuela sufre en todos sus órdenes, especialmente en quienes difieren de las actuaciones del régimen, de una profunda crisis de percepción. Esta ocurre cuando existe el predominio de la imaginación sobre la lógica, y del deseo sobre la razón. Una misma cosa se percibe diferente, obteniendo como resultado dos percepciones distintas. Fritjof Capra, Doctor en Física teórica por la Universidad de Viena, fue uno de los estudiosos de la Crisis de Percepción. Comenzó señalando que cuando estudiamos los problemas de nuestro tiempo, más nos percatamos de que no pueden ser entendidos aisladamente. Se trata de problemas sistémicos, lo que significa que no pueden ser entendidos aisladamente. Sugirió que las crisis sociales y económicas a las que nos enfrentamos no son expresiones aisladas, sino expresiones interconectadas de una sola crisis: una crisis de percepción. Explicó cómo nuestra cosmovisión culturalmente dominante se inspira en teorías científicas anticuadas y en una tendencia a perdernos en los detalles de una perspectiva unidisciplinar, en lugar de ver los “vínculos ocultos” que mantienen la viabilidad a largo plazo de la vida en su totalidad. Los propios expertos tienen una percepción limitada de la realidad, fomentada por la supremacía que por varios siglos ha tenido la visión cartesiana (visión mecanicista del universo y predominancia del método reduccionista), que resulta inadecuada para entender los problemas actuales. El autor piensa que los problemas están interconectados y que son interdependientes, y que no es posible entenderlos dentro de la metodología fragmentada de nuestras disciplinas académicas: uso de métodos inadecuados y el empleo de variables irrelevantes.

Para entender la Crisis de Percepción que tiene Venezuela, revisemos primero en una línea de tiempo lo que ha realizado el régimen para llevarnos, en una transición, hacia el Estado Ampliado, llamado por ellos Estado Comunal, fundamentado en el también llamado Poder Popular.

En 1999 se aprobó la Constitución elaborada por Chávez. Desde el 2000 comenzaron con las Leyes Habilitantes. Con ellas, las que también dispuso Chávez en el 2007 y 2010, y las que usó Maduro en 2013 y 2015, mediante sus respectivos Decretos Leyes, con total discrecionalidad, fueron interviniendo a diversos órganos del Poder Público, y además fueron vulnerado derechos fundamentales. En el 2005, con la línea abstencionista en el proceso electoral el régimen tomó la representación en los órganos del Poder Público Nacional, y los penetró para someterlos a su arbitrio. En el 2006 se aprueba la primera Ley de los Consejos Comunales. En enero del 2007 se publica en Gaceta Oficial tres decretos de Chávez, que dan partida de nacimiento formal al Estado Comunal. Fueron ellos el Decreto para crear el Gabinete del Motor Habilitante que le diera ejecución a los señalados Decretos Leyes; el Decreto para crear el Consejo Presidencial que presentara el Proyecto para la Reforma de la Constitución; y el Decreto para crear el Consejo Presidencial con el objeto de estudiar la legislación en materia comunal y articularla con las instancias participativas y representativas. En el 2007 se pretende Reformar la Constitución con el proyecto socialista presentado por Chávez, lo cual fue rechazado mediante Referendo por la soberanía popular. En el 2009 se reforma la Ley Orgánica de los Consejos Comunales.  

Le puede interesar.  Investigan si Iván Márquez, jefe de las disidencias de las FARC, fue abatido en Venezuela

En el 2010 se aprueban una gran parte de las leyes que regulan el Poder Popular y el Sistema Comunal, entre ellas, la Ley Orgánica del Poder Popular, la Ley Orgánica de las Comunas, la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal y la Reforma Parcial de la Ley Orgánica del Régimen Municipal, esta última en la cual se le coloca al lado del municipio a la Comuna, con entidad político territorial local. Todas estas leyes contravienen abiertamente a la Constitución, que no contempla ninguna de estas instancias comunales. Desde marzo de 2016 la Sala Constitucional del TSJ emitió una serie de sentencias que anularon las facultades de control y de legislación de la Asamblea Nacional,  cuyo punto máximo se reflejaron en las sentencias Nº 155 y 157 del 2017, mediante las cuales, en la primera, “en ejercicio de la jurisdicción constitucional,” dictó una serie de medidas todas inconstitucionales, usurpando las funciones del propio Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo, desconociendo de paso la inmunidad parlamentaria, dando órdenes al Presidente de la República, para que, como Jefe de Estado y del Poder Ejecutivo, siguiera lineamientos en materia de dirección de las relaciones exteriores, y adoptando medidas propias de un estado de excepción, usurpando las funciones de los referidos Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo en materia de decretos de estados de excepción; y en la segunda, decidió asumir, de pleno derecho, todas las competencias de la Asamblea Nacional, declarando que esta no tiene competencia en forma alguna, lo que implicó, no otra cosa, sino un golpe de Estado.

El Consejo Nacional Electoral, con base a una Resolución suya del 2007, y en contra de lo establecido en la Constitución, según la cual las firmas que se requieren para obtener el respaldo para convocar el referendo para el revocatorio del mandato del Presidente de la República es del “veinte por ciento de los electores o electoras inscritos en la correspondiente circunscripción”, anunció que se aplicaría la norma que para la solicitud de dicho referendo debía contarse con el veinte por ciento de los electores o electoras inscritos en cada una de las circunscripciones de los Estados, lo cual fue luego “ratificado” por la sentencia de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia Nº 417, del 17 de octubre de 2016.

En el 2017 Maduro, mediante dos decretos, usurpa el poder constituyente originario de la soberanía popular, para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente y establecer las líneas de las bases comiciales de la misma, respectivamente. Se elige la mencionada ANC que no discute ningún nuevo proyecto de nueva Constitución, sino que, aparte de dictar una serie de “leyes constitucionales”, instrumento que no existe en el ordenamiento jurídico vigente, todas contrarias a la actual Constitución, adelanta las elecciones presidenciales para abril del 2019, en la que resulta electo ilegítimamente Maduro.  En el 2019 se aprueba el Tercer Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2019-2025. En el 2020 la ANC aprueba la Ley Constitucional Antibloqueo para darle facultad al Presidente de desaplicar normas de carácter legal y sublegal, que le permita vender empresas públicas y hacer nuevos contratos con empresas privadas, manejando recursos sin rendir cuenta transparente de ello.

En enero de 2021 Maduro anuncia que presentará a la Asamblea Nacional oficialista los Proyectos de Leyes Orgánicas de Ciudades Comunales y del Parlamento Comunal Nacional, de las Ciudades Comunales y de las Comunas, las cuales, en concreto, alteran la estructura del Poder Público Nacional y Municipal, previsto en la Constitución, conforman esas entidades comunales, a partir de la Comuna, “núcleo fundamental del Estado Comunal” y constituyen estas figuras como entidades de ámbito territorial, suprimiendo el derecho al voto libre, universal, directo y secreto, con el fin de conformar 11 Comités de Gestión, integrados por voceros comunales, controlados con los lineamientos del régimen, que tomarán decisiones en todos las esferas de actuación del ciudadano. Ambos proyectos de leyes ya han sido aprobados en primera discusión y sometidos a consultas solo a nivel de las comunas y consejos comunales.

Le puede interesar.  Participaron del golpe contra Chávez hace 20 años: hoy cuentan qué harían otra vez y qué no

La Asamblea Nacional de mayoría oficialista, en marzo de 2021, deroga la Ley de Regularización de los Poderes Estatales y Municipales, permitiendo con ello que el CNE convoque para noviembre del mismo año a elecciones conjuntas de gobernadores y alcaldes.

Tan pronto son conocidos los resultados de la elección del Gobernador del estado Barinas del 9 de enero de 2022, el candidato oficialista Jorge Arreaza, en declaraciones públicas señala que “también debemos revisar y darle más fuerza al Poder Popular en Barinas, a los Consejos Comunales, a las Comunas. De allí va a surgir el nuevo Estado en Venezuela. Y tenemos todos que tributar, partidos, instituciones, individualidades, al crecimiento del Poder Popular.”

¿Qué pasa con los líderes políticos, con los dirigentes de los partidos, con la oposición llámese como se llame, con los Diputados de la Asamblea Nacional legítima, con los analistas políticos, con las ONGs que se han conformado para plantear una salida a esta mega crisis, que no hablan de este asunto, que no lo ven, que no lo aprecian, que no lo advierten como un peligro, que andan distraídos en otros menesteres de la opinión pública nacional? ¿ No han sido capaces de ver que el régimen ha seguido al pie de la letra esa línea de tiempo, para ir destruyendo un Bloque Histórico que con la Republica nos permitió vivir en libertad, en democracia, en un Estado de Derecho para el bienestar y el progreso, y para ir edificando, simultáneamente, otro Bloque Histórico, con sus propios elementos y andamiaje jurídico, subvirtiendo la propia Constitución y las leyes, con un presunto Estado de Derecho comunal para el sometimiento y el dominio de un pensamiento único con el Partido Único? ¿Cómo se puede estar analizando salidas a la mega crisis, si no vemos el verdadero trasfondo de lo que ha venido cumpliendo a cabalidad el régimen, en un plan intencional, inducido y perverso? Nuestro principal enemigo no es Maduro, ni Diosdado, ni los hermanos Rodríguez.

Nuestro principal enemigo es la Crisis de Percepción que sufrimos todos y que no hace posible que veamos la realidad de lo que nos espera como sociedad, país y Estado Comunal. Mientras sigamos entretenidos, imbuidos en el capote que nos coloca el régimen de seguir hablando de que hay narcoterrorismo, ausencia de servicios públicos eficientes, corrupción, intromisión internacional de aliados del régimen, penetración de la guerrilla colombiana, terrorismo de estado, represión a la disidencia (todo lo cual no deja ser cierto), presunto repunte económico (no estructural) y ahora distraídos con el revocatorio (que cuando sumo incidirá en parte del problema: Maduro), pero no alteremos el plan del sistema total del régimen, que ha penetrado y usurpado todas las esferas del poder, y no logremos la movilización consciente de la sociedad venezolana, para que ella comprenda el rol primario de su accionar como sujeto político, esteramos muy alejados de concretar fuerzas, estrategias, acciones, equilibrios y unidad para recuperar una República que conserve su esencia del mandato soberano, libertad y auténtica democracia, pero que, a la vez, nos proporcione realmente fuentes de bienestar. Mientras tanto, seguimos todos enfermos con nuestra Crisis de Percepción.

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí