FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

Esta Navidad será diferente

Navidad, época de celebraciones que llenan de calor humano muchos ambientes. Es un período donde la reunión familiar, la solidaridad y los valores humanos se apoderan de nuestras almas.

Si uno pregunta a cualquier venezolano qué sería lo más que él quisiera hacer en esta Navidad, seguramente respondería “Estar en familia”. Lamentablemente la diáspora venezolana que vivimos hoy, junto con esta locura de pandemia desatada, ha hecho que las navidades las vayan a celebrar muchos compatriotas con sus seres queridos a distancia. Inclusive, aquí mismo en Venezuela se sacrificarán algunas tradiciones para sobrevivir al día a día. Sin embargo, hemos visto que algunos no dejan morir estas tradiciones. Ya tocará que en el regazo seguro de cualquier hogar se disfrute con música, reuniones muy íntimas, brindis y los deliciosos platos que el bolsillo pueda cubrir y que representan nuestra identidad cultural decembrina.

Tradiciones navideñas más importantes

Queremos resaltar las tradiciones navideñas que más se acostumbran realizar en Navidad.

1.- Los aguinaldos y las parrandas:  Los primeros comprenden un estilo musical traído por los españoles que fue adaptado por los venezolanos. Se dice que la palabra aguinaldo significa el regalo, obsequio o sobre pago que se da a otro o que alguien espera de uno en la temporada de navidad.  El significado de la palabra Aguinaldo, es un obsequio, regalo o sobrepaga que suele hacerse por navidades o año nuevo. Antes se solían cantar por las calles serenatas, lo que se ha convertido hoy en una comparsa de aguinalderos. Los segundos incluyen a los parranderos, que van por la calle cantando sus serenatas navideñas y expresando las vivencias que se celebran en las fechas decembrinas. A diferencia de los aguinaldos, las parrandas prescinden del furruco y se entonan durante todo el año, sus temas tratan sobre situaciones cotidianas.

2.- Las misas de aguinaldos:  era costumbre amanecer en diciembre en una misa de aguinaldos o Misa de Gallo. Ahora se hace en horas más tempranas. En ella se reúnen familiares y amigos en la iglesia, que está particularmente adornada para estas fechas y la misa es acompañada de cantos de aguinaldos que aluden el tema cristiano que se celebra en estas fechas.

3.- El pesebre: El pesebre venezolano tiene su origen en las tradiciones españolas traídas al nuevo mundo, en la que se introduce el nacimiento del Niño Jesús. Esta esencia ha sido adaptada y reinterpretada a lo que ahora caracteriza la navidad latinoamericana.

En todo el mundo cristiano encontraremos el pesebre, cuyo origen está en Italia y pasó a América a través de España. El venezolano de nuestros días no ha renunciado a la costumbre de “poner el pesebre”, incorporándole como compañeros el arbolito y otros adornos.

4.- La mesa navideña: Si algo caracteriza la mesa venezolana y su gastronomía es la clara influencia española, pero sin renunciar a los platos propios del gusto venezolano. Esto se debe a que nuestra comida es particular, llena de color y sabor.

En esta mesa como plato principal y característico preside la repetible hallaca venezolana, vestida de hojas de plátano, con harina de maíz, que esconde un guiso el cual incluye ingredientes de la cultura española y la indígena venezolana. La hallaca es acompañada de pan de jamón, ensalada de gallina y pernil de cochino. No puede faltar el dulce de lechosa típico venezolano, el panettone que fue traído por inmigrantes europeos, la torta negra, confitería variada, nueces y avellanas.

Para brindar se acompaña con nuestro Ponche Crema o algún vino, en especial cuando se realiza el tradicional intercambio de regalos. Todos estos detalles hacen de la cena de navidad todo un festejo que tiene como fondo musical gaitas, villancicos y aguinaldos y que el venezolano disfruta intensamente.

5.- Las patinatas, como tradición, nació aproximadamente en los años 50. En éstas los niños son los protagonistas, por esta razón generalmente en los pueblos y ciertas ciudades del país, se suele dedicar un lugar especial en las calles a ellos para que puedan darle uso a sus patines, bicicletas, triciclos o monopatines. Antiguamente, luego de la celebración de la Misa de Gallo se solían hacer patinatas.

6.- La pinta del 24 y 31: Para los venezolanos celebrar la Navidad y el Año Nuevo es algo vital. Tanta es la importancia, que es indispensable lucir bien arreglados y perfumados. Para la mayoría de las familias, las costumbres navideñas dictan que se debe vestir con ropa nueva los días más importantes del mes: 24 de diciembre y 31 de diciembre. Hay quienes incluso estrenan sus “pintas” el 25 de diciembre, 1 de enero. Lamentablemente, es una tradición se ha ido perdiendo.

7.- El amigo secreto: es divertido el intercambio de regalos, de golosinas o hasta de cartas y dibujos. Ahora los mensajes para despistar se envían vía electrónica. El amigo secreto es una dinámica que en nuestro país se realiza con gran frecuencia en un sin número de familias, grupos de amigos y trabajo. El intercambio es compartir sin importar la persona que ha tocado y también es una ocasión ideal para agradecer por tener la oportunidad de celebrar un año más juntos.

8.- Canto de aguinaldos y villancicos ante el pesebre el 24 de diciembre. ¡Ya va a llegar el Niño Jesús! La familia se reúne ante el pesebre unos minutos antes de la medianoche y le canta aguinaldos y villancicos al Niño Dios. Aún se conserva esta tradición en algunos hogares, y a las 12 de la medianoche se descubre al futuro redentor en su cuna.

9.- La Paradura del Niño: En las zonas andinas se mantiene una tradición llamada la Paradura, Robo y Búsqueda del Niño. Se trata de unas fiestas donde se representa el mensaje bíblico acerca de la infancia del Cristo. En este festejo al Niño Jesús lo ponen de pie y lo hacen caminar, como a cualquier niño.

Durante el festejo se entonan cantos de tonos, décimas y el del rosario, además de que se efectúa una serenada o procesión de la imagen del Niño en manos de sus padrinos y rodeado del pueblo.

Con la paradura se sirve biscochuelo y vino, se reúne a la familia, amigos y vecinos, se quema pólvora y se encienden velas, los niños se visten de ángeles. La figura del niño es colocado en una tela blanca que es tomada por las cuatro esquinas y es llevada en procesión. En dicha procesión se baila, se levanta, se para y se hace caminar al Niño Dios, acompañados de violines; los cantos que se entonan aluden las vivencias del Niño Jesús.

Las paraduras se hacen desde el 31 de diciembre hasta el 2 de febrero, cuando se quita el pesebre de los hogares venezolanos. Ésta es otra tradición que invita a las comunidades y vecinos a unirse a celebrar.

10.- La danza de los pastores: Las danzas de los pastores son fiestas típicas de los estados Aragua y Carabobo. La danza comienza cuando el cachero, hombre vestido de forma colorida y que lleva unos cachos en la mano, se dirige a la iglesia del pueblo seguido por los pastores y pastorcillas.

Le puede interesar.  Allanan sede de Convite, organismo defensor de los derechos y humanos y detuvieron a su director

Los pastores en hileras van acompañados de otros personajes, entre ellos el titiriji, el viejo y la vieja. Luego de culminada la misa de gallos, aparece el ángel Gabriel representado por una niña reproduciendo el diálogo según el texto de San Lucas con los pastores.

También, el Niño Jesús recibe un saludo y comienza la danza, que es guiada por el cachero indicando los pasos del baile. La ceremonia se desarrolla y llega a lo que llaman el entregue, que es una dadiva que realizan los pastores colocándose de rodillas y entonando versos que aluden el pago de sus promesas. Culmina el entregue cuando el cachero se quita los cuernos y los da como ofrenda.

Las vestimentas utilizadas son vistosas, ya que los pastores utilizan faldas largas hechas con tiras de papel colorido y sombreros de cogollo decorados con flores y lazos. También cada pastor lleva una vara larga donde cuelgan chapas, latón y cascabeles, mientras que las pastorcillas son hombres vestidos de mujer.

Estas fiestas tienen como fin celebrar la llegada del Niño Dios, cumplir promesas y son una forma de reafirmar la identidad local de la región.

11.- El día de los locos y las locaínas: El 28 de diciembre se celebra en varios lugares del país el Día de los Inocentes, con fiestas colectivas. En algunos sitios como Canoabo, Carabobo, se improvisa una representación teatral protagonizada por un hombre vestido de mujer, quien en medio de situaciones jocosas pide dinero para su hijo enfermo.

Estas parrandas de locos se acompañan de música que animan la fiesta, y los hombres y mujeres llevan vestuarios muy variados y llamativos. Los papeles se invierten y los hombres llevan vestuarios de mujer, así como las mujeres llevan vestimentas de hombres.

12.- El sancocho del 25: Después de una noche de música, baile, cuentos y tragos, los venezolanos acostumbran a preparar un sancocho. La reunión es perfecta para que los niños disfruten de los juguetes que les ha traído el Niño Jesús y para seguir celebrando la mejor época del año.

El sancocho es una sopa o hervido con carne y verduras que, por lo general, se realiza al carbón o a la leña en una olla inmensa.

13.- Año Viejo y Año Nuevo: Esta es una de las Gaitas más sonadas cada 31 de diciembre, con el “cañonazo”. El año viejo y año nuevo son parte de nuestras tradiciones decembrinas, poco antes de las 12 del 31 de diciembre. 

Entre las creencias más conocidas están el tomar un puñado de lentejas y tenerlas en la mano cuando llegue el nuevo año para tener prosperidad. También sacar las maletas a la calle, con el pasaporte en la mano, para tener un nuevo año lleno de viajes, y comerse las 12 uvas del tiempo para garantizar el cumplimiento de doce deseos. Otros rompen las copas para dejar el pasado atrás y abrir paso al futuro prometedor del nuevo año.

En algunos estados se quema “el año viejo” con un muñeco que puede representar a un personaje no tan querido, el cual se llena de pólvora y al pasar las doce se enciende dejando estallar fuegos artificiales.

En la mayoría de las familias venezolanas este recibimiento del Año Nuevo se celebra con un brindis y un grito de “¡Feliz Año!”. En la mayor parte de los casos estas reuniones se realizan en casa de los abuelos o de los padres, cuando los hijos ya tienen conformado un hogar.

Volverán las tradiciones

Es lo que añora el venezolano que se ha quedado y el que se ha ido. Rescataremos esa alegría, ese departir sano, entretenido, familiar y espiritual. Volveremos a ver las luces de navidad en los jardines y paredes exteriores de las casas. La pólvora profusa iluminará de nuevo el cielo estrellado. Bailaremos en plena calle las gaitas y parrandas con amigos y vecinos. La Navidad nos permitirá otra vez demostrar que el venezolano es fiel a muchas tradiciones y en estas fechas decembrinas deja aflora lo más autóctono de sus sentimientos. Porque la Navidad es el espíritu de dar sin tener pensamientos de recibir. Es felicidad porque vemos dicha en las personas. Es olvidarse de sí mismo y encontrar tiempo para otros. Es descartar lo que no tiene sentido y enfatizar los verdaderos valores.

Traducción al inglés

Christmas Traditions in Quarantine

Sofos de Mileto

This christmas will be different

Christmas, a time of celebrations that fill many environments with warmth. It is a period where family reunion, solidarity and human values take hold of our souls. If you ask any Venezuelan what they would like to do the most this Christmas, they would surely answer “being with the family”. Unfortunately, the Venezuelan diaspora we live today, along with this crazy pandemic unleashed, has caused many fellow countrymen to celebrate Christmas with their loved ones at a distance. Even right here in Venezuela, some traditions will be sacrificed to survive day by day. However, we have seen that some do not let these traditions die. This time we will have to spent it in the safety of our homes celebrating with music, very intimate gatherings, toast and the delicious dishes that our pocket can cover that represent our decembrine cultural identity.

Most important Christmas traditions

1. – The Christmas bonuses and the parties: The former comprise a musical style brought by the Spaniards that was adapted by Venezuelans. It is said that the word aguinaldo means the gift, gift or over payment that is given to another or that someone expects from one in the Christmas season. They used to sing through the streets serenades, which has become today a comparsa of aguinalderos. The seconds include the parranderos, who go down the street singing their Christmas serenades and expressing the experiences that take place on the decembrine dates.

2. – The Christmas bonuses masses: It was customary to dawn in December at an Christmas Mass or a Gallo Mass. It is now done in earlier hours. It brings together family and friends in the church, which is particularly adorned for these dates and the mass is accompanied by songs of Christmas that allude to the Christian theme that is celebrated on these dates.

3.- The Christmas crib: The Venezuelan manger has its origins in Spanish traditions brought to the new world, in which the birth of the baby Jesus is introduced. This essence has been adapted and reinterpreted to what now characterizes Latin American Christmas.

4.- The Christmas table: If something characterizes the Venezuelan table and its gastronomy is the clear Spanish influence, but without giving up the dishes typical of Venezuelan taste. This is because our food is particular, full of color and flavor. At this table as a main and characteristic dish presides over the repeatable Venezuelan hallaca, dressed in banana leaves, with cornmeal, which hides a stew which includes ingredients from Spanish culture and indigenous Venezuelan. The hallaca is accompanied by ham bread, chicken salad and suckling pig’s pernil. You can’t miss the typical Venezuelan milky candy, the panettone that was brought by European immigrants, the black cake, varied confectionery, nuts and hazelnuts. To toast is accompanied by our Cream Punch or some wine, especially when the traditional gift exchange takes place.

Le puede interesar.  FundaRedes: Muerte por desnutrición severa podría ocurrir en ancianos y niños del estado Bolívar

5.- Skating, as a tradition, was born approximately in the 50s. In these children are the protagonists, for this reason usually in the towns and certain cities of the country, a special place is usually dedicated in the streets to them so that they can use their skates, bicycles, tricycles or skateboards.

6.- the wardrobe of the 24th and 31rst: For Venezuelans celebrating Christmas and New Year is vital. So much is the importance, that it is indispensable to look well-groomed and perfumed. For most families, Christmas customs dictate that you should dress in new clothes on the most important days of the month: December 24 and December 31. Unfortunately, it is a tradition it has been getting lost.

7.- The secret friend: it is fun to exchange gifts, treats or even cards and drawings. Now the messages to be sent to you are sent electronically. The secret friend is a dynamic that in our country is carried out very often in a number of families, groups of friends and work. The exchange is sharing no matter what person you’ve got and it’s also an ideal opportunity to thank for having the opportunity to celebrate one more year together.

8.- Singing of aguinaldos and carols before the manger on December 24. The Child Jesus is coming! The family gathers before the manger a few minutes before midnight and sings aguinaldos and carols to the Child God.

9.- The God Child’s Paradura: In the Andean areas a tradition called the Paradura, Robo and Search of the Child is maintained. These are holidays where the biblical message about the Christ’s childhood is represented. In this holiday people make the Child Jesus stand up and they make him walk, just like any child. During the celebration, songs of tones, tenths and that of the rosary are sung, besides that a serenade or procession of the image of the Child is carried out in the hands of his godparents and surrounded by the village.

10.- The dance of the shepherds: The dances of the shepherds are typical festivals of the states Aragua and Carabobo. The dance begins when the cachero, a man dressed in colorful form and wearing a few cachos in his hand, goes to the village church followed by the shepherds. A row of shepherds are accompanied by other characters, including the titiriji, the old man and the old lady. After the culmination of the Mass of Roosters, the angel Gabriel appears represented by a girl reproducing the dialogue according to the text of St. Luke with the shepherds. Also, the Child Jesus receives a greeting and begins the dance, which is guided by the cachero indicating the steps of the dance. The ceremony develops and comes to what they call the surrender, which is a dadiva performed by the shepherds by laying on their knees and singing verses that allude to the payment of their promises. It culminates the surrender when the cachero takes the horns off and gives them as an offering.

11.- The day of madmen and madwomen: On December 28th, The Day of the Innocents is celebrated in various parts of the country, with collective festivities. In some places like Canoabo, Carabobo, a theatrical performance is improvised by a man dressed as a woman, who in the midst of joyous situations asks for money for his sick son. These madmen are accompanied by music that animates the party, and men and women wear varied and eye-catching costumes. Roles are reversed and men wear women’s clothes, as well as women wearing men’s clothing.

12.- The Sancocho of the 25th: After a night of music, dancing, stories and drinks, Venezuelans are used to preparing a sancocho. Sancocho is a type of soup with meat and vegetables that is usually made in a huge pot and its cooked using charcoal or firewood.

13.- Old Year and New Year: This is one of the most sounded Gaitas every December 31, alongside the “cañonazo”. The old year and new year are part of our decembrine traditions, shortly before 12 on December 31.

Among the best-known beliefs are taking a handful of lentils and holding them in hand when the new year arrives to have prosperity. Also take the bags to the street, with the passport in hand, to have a new year full of trips, and eat the 12 grapes of the time to ensure the fulfillment of twelve wishes. In some states, “the old year” is burned with a doll who can represent an unloved character, which is filled with gunpowder, and at twelve it lights up letting fireworks explode. ¡In most Venezuelan families this New Year’s reception is celebrated with a toast and a cry of “Happy Year!”. In most cases, these meetings are held at the home of the grandparents or parents, when the children already have a home.

Traditions will come back

That’s what the Venezuelan who’s stayed and the one who’s gone yearns for. We will rescue that joy, that healthy, entertaining, familiar and spiritual departure. We will see the Christmas lights again in the gardens and exterior walls of the houses. Profuse gunpowder will illuminate the starry sky again. We will dance in the middle of the street the gaitas and parrandas with friends and neighbors. Christmas will allow us again to show that the Venezuelan is faithful to many traditions and in these decembrine dates it leaves the most indigenous of it´s feelings. Christmas will allow us again to show that Venezuelan is faithful to many traditions and at this time decembrinas leaves out the most natural of their feelings. Because Christmas is the spirit of giving without having thoughts of receiving. It’s happiness because we see joy in people. It’s forgetting yourself and finding time for others. It’s ruling out what doesn’t make sense and emphasizing true values.

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí