El petrolero está varado en aguas jurisdiccionales de Venezuela, pero en un área fronteriza con Trinidad y Tobago

El gobierno de Trinidad y Tobago espera tener la próxima semana un informe de los expertos que enviaron a examinar el posible derrame de crudo desde un petrolero de la compañía Pdvsa, el Nabarima, varado en el golfo de Paria, frontera entre ese país y el estado Sucre.

El ministro de Relaciones Exteriores y Asuntos de la Comunidad del Caribe (Caricom) de Trinidad y Tobago, Amery Browne, informó que la próxima semana los tres expertos presentarían un informe. Subrayó que espera que el documento pueda servir para tranquilizar a la ciudadanía.

El petrolero está varado en aguas jurisdiccionales de Venezuela, pero en un área fronteriza con Trinidad y Tobago. De registrarse un derrame de crudo sería de los países más perjudicados de la región, aunque no el único.

Se estima que el buque almacena 55 millones de galones de crudo (más de 200 millones de litros o cerca de 1 millón de barriles).

Browne detalló que el equipo estaba formado por expertos del Ministerio de Energía y que el papel de su departamento era asegurar que se abrieran las puertas para el equipo en Venezuela.

Modelo de derrame

El Ministerio de Energía de ese país, como medida preventiva, completó un modelo de derrame de petróleo en preparación para un hipotético desastre medioambiental.

Medios de Trinidad y Tobago se refieren a un modelo de posible derrame realizado por la compañía local Coastal Dynamics que apunta a una alta probabilidad de que, en caso de derrame, el crudo sea arrastrado hacia el norte y noroeste en aguas venezolanas.

Le puede interesar.  Bolivia carga contra España tras un confuso incidente en la Embajada de México en La Paz

El director de Coastal Dynamics, Frank Teelucksingh, indicó que esa hipótesis se basa en los patrones oceanográficos y meteorológicos predominantes en el Golfo de Paria.

Teelucksingh matizó que, no obstante, también existe la posibilidad de que un derrame condujera el crudo a la costa oeste de Trinidad y Tobago.

Sin embargo, enfatizó que es necesario completar modelos más exactos para determinar todas las áreas que podrían verse afectadas si el petróleo se derrama.

Evolución del petrolero

El Ejecutivo de Trinidad y Tobago dio a conocer el lunes que sigue con especial atención cómo evoluciona la situación del Nabarima, una unidad flotante de almacenamiento de crudo, que según medios regionales contiene más de un millón de barriles de petróleo y se inclina con el riesgo de zozobrar en el citado paraje.

El problema del Nabarima se remonta a hace más de 20 meses cuando el petrolero venezolano fue abandonado después de que Estados Unidos impusiera fuertes sanciones a Caracas. Hace semanas creció el interés informativo después de que medios regionales denunciaran el peligro de un potencial derrame.

Aunque el petrolero navegaba bajo bandera venezolana estaba operado por Petrosucre, compañía conjunta entre Pdvsa y la petrolera italiana Eni.

El portavoz del grupo ambientalista Fishermen and Friends of the Sea de Trinidad y Tobago, Gary Aboud, señaló que cerca de 50.000 pescadores de ese país dependen de la pesca en el Golfo de Paria para ganarse la vida. Ante esto, aseguró que un derrame de crudo sería dramático.

Información de EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí