El ejército ucraniano denunció este miércoles, 18 de mayo, que los rusos bombardearon una escuela en Avdiivka, en la región de Donetsk al este del país, empleando municiones con fósforo blanco, cuyo uso está prohibido desde 1997 por la Convención de Ginebra.

Las bombas de fósforo blanco producen un fuego que no se puede apagar con agua y sus componentes se pegan a la piel de las víctimas, que pueden arder hasta los huesos.

“Los rusos han destruido una institución educativa más en la región de Donetsk, la escuela No. 1 con sede en Avdiivka”, aseguró Pavlo Kyrylenko, jefe de la Administración Militar Regional de Donetsk.

“Anoche, las tropas rusas bombardearon la escuela con municiones prohibidas de fósforo blanco. La escuela se quemó por completo. Afortunadamente, no se reportaron víctimas: solo había miembros del personal de servicio dentro del edificio y lograron escapar”.

Más de 200 niños asistían a la escuela número 1 de Avdiivka antes de que comenzara la invasión rusa y ahora ha quedado totalmente destruida. Kyrylenko aseguró que en el lugar no había ni militares ni equipo militar.

Desde el 24 de febrero, cuando se inició la invasión, las tropas rusas han dañado o destruido 416 instituciones educativas en la región de Donetsk, incluidas 181 guarderías, 191 escuelas secundarias, 23 escuelas de formación profesional y 21 universidades y colegios.

Con información de EFE

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  La Unesco exige a Rusia que cesen los ataques contra lugares de memoria del Holocausto en Ucrania

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí