El consejo universitario de la Universidad de Los Andes (ULA) denunció que el régimen de Nicolás Maduro viola la Constitución de la República, así como las convenciones colectivas al no cumplir con el pago de los trabajadores y del personal docente.

A través de un comunicado firmado por el rector Mario Bonucci, denunciaron que la situación presupuestaria de las universidades nacionales es crítica. “los salarios de los trabajadores y personal docente con todos los beneficios salariales y aportes a entes para-universitarios suspendidos desde hace ya casi un año, pasando por las ahora inexistentes providencias estudiantiles, hasta los más esenciales recursos necesarios para un funcionamiento adecuado de nuestras instituciones”.

Además, el consejo universitario también reclamó “el secuestro de la nómina de todos los entes de la administración pública, llegando al punto de no honrar las convenciones colectivas redactadas e impuestas por el gobierno y refrendadas por las federaciones corporativistas al servicio de éste, dejando de lado beneficios tradicionales como antigüedad, formación, prestaciones sociales, cajas de ahorro, entre otros, violando la Constitución de la República y por ende nuestros derechos humanos, de manera masiva y recurrente”.

Lo acordado en el comunicado

  1. Rechazar categóricamente las acciones y conducta lesiva del Gobierno Nacional hacia todos los entes de la administración pública y exigir el cese inmediato de estas acciones y un cambio de conducta por el bien del futuro de nuestra nación.
  2. Invitar a todos los gremios de la educación nacional a todos los niveles y a los gremios de la administración pública nacional, regional y local, para que se establezca un frente amplio de lucha por las reivindicaciones laborales que no sólo están garantizadas en la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras sino establecidas como derechos inalienables en la Constitución y en los Tratados internacionales suscritos válidamente por al República. Todos estamos sufriendo las arbitrariedades de un gobierno que ha planificado nuestra destrucción.
  3. Hacer un llamado a las fuerzas vivas nacionales: Asamblea Nacional, iglesia, sector productivo, entre otros, para que se pronuncien respecto a la destrucción de los entes públicos y dentro de éste los sectores educación y salud. El futuro de la nación está en juego y debemos actuar de inmediato. Sectores como la educación son claves en el desarrollo de un país, su desaparición o minimización implicaría poner en riesgo la formación de calidad para todos nuestros contemporáneos, así como nuestros hijos y nietos, quienes en un futuro tendrán en sus manos el desarrollo de Venezuela.
  4. Elevar una protesta enérgica ante el Ministerio de Educación Universitaria, por el trato irrespetuoso ejercido en persona de su ministra al Representante de la Universidad de Los Andes y a otros miembros del Consejo Nacional de Universidades, cuando han solicitado la inclusión para discusión, en las sesiones de ese Consejo, de puntos medulares para la educación universitaria y la nación.
Le puede interesar.  Venezuela recibió segundo buque petrolero fabricado en Irán

Con información de Radio Fe y Alegría

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí