Jugar entre sacos de harina, azúcar y utensilios de cocina puede resultar toda una aventura para cualquier niño de apenas 9 o 10 años. De ahí a convertir la experiencia en la base para consolidar un sueño puede resultar algo un tanto particular, pero sucede, y es la historia de Jhoanes Estupiñán, el venezolano de 30 años que está triunfando en Nueva York con el toque mágico de su pastelería.

Por Rosalinda Hernández

Jhoanes es oriundo del Táchira, estado fronterizo con Colombia, ubicado al oeste de Venezuela, allí empezó a experimentar su gusto por la repostería y pastelería, oficio que aprendió en un próspero negocio familiar.

Movido por la pasión de saberse versado en el oficio y con la expectativa de conquistar nuevos espacios, aprender nuevas técnicas y poder escalar más alto, Jhoanes, comenta que empieza a recorrer Venezuela, sin embargo, sentía que faltaba imprimir más conocimiento y quizá, riesgo a su propósito: ser un reconocido chef.

En búsqueda de saberes, viajó a Bogotá, la capital de Colombia, allí se codeó con los buenos pasteleros, mejoró técnicas, impartió talleres y continúo el camino hasta llegar a Nueva York, lugar donde con esfuerzo y dedicación va construyendo su emporio pastelero.

Acciones que inspiran

Con más de 15 años desempeñándose en lo que se ha formado, Jhoanes Estupiñán, o mejor conocido como el Chef Jhoanes, asegura que lo mejor de todos estos años es poder servir de inspiración a otras personas.

“Puedo inspirar a otras personas, sabiendo que un venezolano se fue a otro país, comencé desde cero como otras personas: lavando platos, haciendo postres en un restaurante, viviendo arrimado en una casa, en un sótano, luego en un apartamentico con mi esposa y así uno fue subiendo poco a poco, hasta que un día dije: tengo que salir adelante, crecer”.

Le puede interesar.  En Perú: Más de 500 venezolanos han sido desalojados de sus domicilios

Jhoanes es sencillo, tiene carisma y al conversar con él da la impresión de conocerlo de toda la vida, parece que esa buena vibra ha sido el secreto del éxito alcanzado.

Detrás de un sueño

Magic Bakery, se ha convertido en la marca representativa de un sueño alcanzado en Nueva York. No solo despacha alrededor de 30 a 40 órdenes pasteleras cada semana, también sirve como centro de capacitación para decenas de latinos migrantes que buscan en otras latitudes, aprender o perfeccionar un oficio.

La marca del emigrante venezolano en Estados Unidos, también emplea a coterráneos suyos en el almacén.

“Estamos dando trabajo a otras personas, no solo a venezolanos, también a mexicanos, dominicanos, colombianos, cubanos y americanos. Esto es chévere porque tenemos una mezcla de culturas que comparten”.

Lo más significativo para el joven pastelero venezolano es poder aportar algo positivo al país que lo acogió, “Creo que eso es lo que esperan los países de los migrantes que llegan, los aportes que puedan ofrecer”.

Llevar su arte a “la capital del mundo”, ha resultado todo un desafío teniendo en cuenta que existen muchas personas que trabajan en el mismo oficio. Jhoanes sabe que hay pastelerías que pueden ser mejores que la de él, pero su valor agregado lo centra en la gran dosis de amor, dedicación y compromiso con el trabajo que hace.

“Lo que puede marcar la diferencia es el trato que le doy a las personas, mi constancia, tratar de hacer lo mejor posible y la forma que tengo de trabajar”.

Un mensaje a su gente

El chef venezolano quiso dejar un mensaje a quienes están en el país y aún apuestan a Venezuela. “Trabajen y traten de buscar su norte. Muchos están pensando en irse y hoy en día aquí veo muchas oportunidades”.

Le puede interesar.  Un venezolano sobrevive al Covid19 y agradece a Dios haberse contagiado fuera del país

A los que están afuera, les aseguró que llega el momento en que se sienten sin fuerzas para seguir. “Se que es así, yo lloraba tirado en el piso porque no sabia que hacer y el dinero no alcanzaba para la renta, porque a veces no se consigue trabajo o por la distancia de tu papá, mamá y obviamente te deprimes, pero les aseguró que, si trabajan fuerte, sin perder el foco, van a tener mucho éxito”.

 El chef recomienda no retroceder, continuar detrás del sueño deseado.

Fotos cortesia Chef Jhoanes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí