Prensa Frontera Viva

Justamente el 10 de mayo, día en que comenzaron los bombardeos en Israel por parte del grupo terrorista palestino Hamás, el venezolano David Arrieta se alistó en el ejército israelí.

Motivado por el patriotismo que siente, no solo por Venezuela, sino también por Israel, David Arrieta un joven venezolano, descendiente de judíos, decidió formar parte de uno de los ejércitos con mayor capacidad militar del mundo.

El servicio militar en Israel, es obligatorio. La mayoría de sus ciudadanos prestan dos años y 8 meses de servicio militar que le exige el Estado. Sin embargo, más que una obligación el joven de 19 años lo ve como una oportunidad para ayudar a su país de acogida desde el 2019, y prestarle un servicio necesario ante el conflicto.

Fue casualidad que justamente el día que se unió a las filas del ejército, cuando se conmemoraba el Día de Jerusalén, el grupo terrorista Hamás iniciara una serie de bombardeos que han cobrado la vida de más de 140 personas en ambos países.

Arrieta, quien debe prestar un poco más de año y medio de servicio obligatorio, contrario a lo que muchos piensan, no saldrá a combate de una vez. Al ser inmigrante debe cursar un programa de tres meses en el cual recibe un entrenamiento corto y clases de hebrero, posteriormente lo asignarán a una unidad en donde también recibirá un entrenamiento más a fondo durante 6 u 8 meses y finalmente, en caso de ser necesario saldría a combate.

“Nunca he tenido ese desprecio que hay en Venezuela debido a las diversas situaciones que se ha dispersado en contra de los militares. Es una profesión que yo respeto bastante porque el concepto de la profesión es arriesgar su vida, ponerla en peligro para defender la patria y eso me parece demasiado noble”.

Al encontrarse al sur del país, exactamente en Beerseba, David y su familia están expuestos al peligro, solo durante una noche puede sonar entre 3 y 4 veces la alarma de misiles, sin embargo, eso no lo mortifica, considera que es cuestión de cuidarse y de tomar precauciones.

“Gracias a Dios en Israel todo se mueve con bastante seguridad, los sistemas de defensa son uno de los mejores en el mundo. Nosotros estamos bastantes tranquilos, tomando las precauciones necesarias, pero con tranquilidad”.

Bombardeos incesantes

“Aquí en el sur nunca deja de haber bombardeos, es una cosa constante, todo el tiempo, durante todo el año, pero ahora han recrudecido”.

Le puede interesar.  ONU expresa preocupación por violación de DDHH en Apure y pide protección para defensores y periodistas

Arrieta relata que al sonar las sirenas deben salir y entrar en la zona segura del edificio a esperar a que el peligro pase.

En Beerseba han caído varios misiles dejando a su paso una gran cantidad de heridos y daños materiales importantes.

Durante la conversación con Frontera Viva, Arrieta explicó que los edificios construidos después de los años 90 cuentan con un bunker. No obstante, su casa no cuenta con esa posibilidad por lo que la zona segura en la que se refugian es en las escaleras.

https://vimeo.com/552126628

Él y su familia han continuado haciendo una vida normal entre la realidad que viven. Su madre quien trabaja como profesora en una guardería no está acudiendo a sus labores debido a la paralización de las clases, pero su padre y hermana siguen haciendo su vida diaria con las precauciones necesarias para salvaguardarse.

“Se puede hacer vida normal, la gente está preparada para los simulacros y también confían en la defensa que les brinda su país”.

Sin comparación

Aunque Venezuela ha sido escenario de fuertes protestas que dejaron cientos de muertos, heridos y detenidos esta situación no se compara con el conflicto en el Medio Oriente.

“En Venezuela el que no protestaba tenía dos miedos, que alguien que estuviese protestando cercano a él resultara detenido o muerto y resguardarse de los saqueos”.

En cambio, en Israel “se enfrentan dos bandos y protestantes entre sí con la policía y el ejército intentando aminorar la situación”. Esta situación afecta a los ciudadanos, quienes, a pesar de contar con uno de los mejores sistemas de defensa antiaérea del mundo, arriesgan su vida en un conflicto entre grupos terroristas y el ejército israelí.

No a la guerra

El joven venezolano que espera cursar pronto estudios superiores en una universidad de Israel, prefiere no tener que combatir en la guerra.

Le puede interesar.  Israel anunció el desarrollo de un anticuerpo que neutraliza el coronavirus

“Preferiría no combatir porque eso significaría que en el país hay una relativa paz, pero si es necesario estoy dispuesto a defender al Estado de Israel. Estando preparado no hay miedo al que someterse”.

Su deseo es que el conflicto termine pronto y no se alargue porque a su juicio podría terminar en un “exterminio por la forma en la que grupos terroristas llevan a cabo esta guerra”.

Le teme más a Venezuela

Con un no rotundo, Arrieta responde a la interrogante de, si el conflicto impulsaría su pronto regreso a Venezuela.

Según narra, esta es la pregunta que más le hacen y también es la respuesta que más tiene clara.

“Aquí que literalmente están lloviendo misiles, que hay enfrentamientos en las calles me siento más seguro que en Venezuela”.

A su juicio, confía mucho en la defensa aérea con la que cuenta Israel, la misma que ha evitado cientos de decesos en los últimos días.

“En Venezuela si sales a la calle tienes la seguridad que te va a pasar algo, en cambio en Israel está la posibilidad de que algo me pasé, pero la verdad es muy remota. Aquí estoy más seguro de lo que podría estar allá”.

Con voz segura y melancólica comenta que tiene el deseo de regresar a Venezuela. “Luchar por mi país en el campo que sea necesario lo voy a hacer. Pero este conflicto no recorta ese tiempo de espera o apurarme a salir corriendo a Venezuela, no lo haré”.

Tiene la certeza que el conflicto cesará pronto, pero sabe que en Venezuela la situación se prolongará por un tiempo indefinido.

“Quiero formar parte del cambio de Venezuela, pero en este momento de mi vida en el que no estoy totalmente construido como ser humano creo que es mejor estar en el lugar que me brinde mejores condiciones para mi crecimiento y realización como persona, después podré dedicarme a ayudar a Venezuela de la forma en que me necesite”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí