Una migrante que buscaba refugio en Estados Unidos, se quitó la vida en un albergue en Nueva York, donde han llegado miles de personas desde mayo enviadas por el gobernador republicano de Texas, Gregg Abbott.

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, informó sobre el incidente ocurrido el domingo, 18 de septiembre, que ha recibido ya a unos 11.000 migrantes de Centro y Suramérica, en su mayoría venezolanos.

“Los miles de solicitantes de asilo que hemos visto llegar a nuestra ciudad vinieron a este país en busca de una vida mejor. Lamentablemente, ayer, una solicitante de asilo en una de nuestras instalaciones se quitó la vida”, indicó en un comunicado.

“Nuestros corazones están en duelo por esta persona y por los seres queridos que pueda tener, y nosotros, como ciudad, lamentamos esta muerte”.

El Ayuntamiento no ha identificado a la mujer ni su nacionalidad, como tampoco en qué albergue estaba o cuándo llegó a la ciudad.

“Esta tragedia es un recordatorio de que tenemos la obligación de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a los necesitados”, indicó el alcalde, quien recordó a los migrantes que hay ayuda disponible en salud mental en el Centro de Recursos para Solicitantes de Asilo que inauguró el jueves.

Con información de EFE

Le puede interesar.  Familias separadas en la frontera entre México y EEUU comenzarán a ser reunificadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí