Una de las principales vacunas experimentales contra la COVID-19 en el mundo produjo una respuesta inmune tanto en adultos jóvenes como en personas mayores, lo que mejora las expectativas de hallar una fórmula para terminar con la crisis sanitaria y frenar la destrucción económica ocasionada por la pandemia.

La vacuna, desarrollada por la Universidad de Oxford, también genera menores efectos adversos entre las personas mayores, dijo el lunes la farmacéutica socia AstraZeneca Plc, que ayuda a manufacturar las dosis.

Una vacuna que sea efectiva podría cambiar las tornas en la batalla contra el coronavirus, que ha causado la muerte a más de 1,15 millones de personas en el mundo, ha paralizado vastas áreas de la economía mundial y ha cambiado el estilo de vida de miles de millones de personas.

“Es alentador ver que las respuestas de inmunogenicidad fueron similares entre los adultos mayores y los más jóvenes y que la reactogenicidad —la propiedad de una vacuna de ser capaz de producir reacciones adversas comunes— fue menor en los adultos mayores, donde la gravedad de la enfermedad COVID-19 es mayor”, dijo a Reuters un portavoz de AstraZeneca.

“Los resultados reúnen un conjunto de pruebas que demuestran la seguridad e inmunogenicidad del AZD1222”, añadió.

Se espera que la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford sea una de las primeras en obtener la aprobación de reguladores en el Hemisferio Occidental, junto con las candidatas de otras gigantes en la industria como Pfizer y BioNTech.

La noticia de que las personas mayores desarrollarán respuestas inmunes al virus es positiva porque la capacidad de defensa de las personas se debilita con el envejecimiento, exponiendo a la enfermedad a un segmento importante de las poblaciones.

Le puede interesar.  Familia de Alex Saab está preocupada por su salud

Con información de Reuters

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí