El ultimátum lanzado por los comités cívicos opositores al presidente Evo Morales para que deje su cargo venció este lunes por la noche, lo que acrecienta la crisis política y social en Bolivia.

En medio de masivas manifestaciones a favor y en icontra del mandatario, los líderes opositores redactaron la carta de renuncia que Morales debería firmar este martes.

El sábado por la noche, el líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, fue quien hizo el anuncio de la decisión conjunta con otros comités de darle 48 horas al presidente para que abandone el poder. Estos grupos no reconocen el triunfo en primera vuelta de Morales en las elecciones del pasado 20 de octubre y denuncian fraude.

Según destacó el diario boliviano El Perfil, Camacho no especificó qué acciones se tomarán si el mandatario ignora el ultimátum. En un acto público, Camacho dijo que este martes se presentará en el palacio presidencial para exigir a Morales su renuncia: “No estoy yendo con las armas, voy con la fe y esperanza. Con una biblia en mi mano derecha y una carta de renuncia en mi mano izquierda”, manifestó. Recordó además que cuando Morales asumió su mandato dijo que no habría un solo muerto en su gestión e hizo memoria de las muertes en de opositores esta semana a manos de grupos afines al gobierno.

“Estas dos víctimas de sus declaraciones fueron provocadas por militantes activos de su partido político. Estas dos últimas víctimas fueron las que motivaron la solicitud de renuncia”, señaló Camacho. Dirigiéndose a Morales, Camacho señaló que la pacificación está en sus manos: “Mire las calles, los movimientos sociales le piden que renuncie por el bien del país, somos un movimiento pacífico ciudadano, queremos darles la paz sin levantar una sola arma”, le aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí