El venezolano Aaron Omaña Morales sufrió ataques que casi le costaron la vida cuando retornaba a su país desde Colombia.

Según relató el tachirense de 20 años, decidió regresar a Venezuela desde Colombia, en medio de la crisis provocada por la pandemia. Sin embargo, el viaje de retorno estuvo marcado por una situación que casi le cuesta la vida.

“Mi grupo conformado por 5 hombres y una mujer fuimos atacado por seis hombres de nacionalidad venezolana. Ellos viajaban en un grupo numeroso. Con ellos nos cruzamos una vez en el camino. Nos abordaron con la intención de robarnos, amedrentaron y dos de ellos me sacaron de mi grupo para llevarme a otro lugar y ensañarse conmigo”, explicó.

Omaña recibió heridas en la cabeza, fractura craneal, le vaciaron el ojo, perforaron un pulmón y le cortaron la mano.

“Ellos me dijeron que era mi último día que iban a matarme. Uno de ellos vociferó que era merideño y yo era colombiano. Comenzaron a darme machetazos y golpes”.

El venezolano también comentó que logró hacerse “un torniquete en la herida que tenía en la espalda para frenar el sangrado. Me aferré a la vida y me llevaron al Hospital San Rafael de Tunja donde gracias a la atención que me ofrecieron pudieron salvar mi vida”.

Después de recuperarse Omaña fue trasladado a un refugio en el cual se mantuvo hasta que el pasado 3 de julio pudo reencontrarse con su familia en el municipio Guásimos.

Con información de la Prensa del Táchira

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí