Jonathan Mendoza es un osteópata venezolano, formado en España y con residencia  en Londres, quien tuve el placer de conocer recientemente en su consultorio y puedo dar fe de su gran trabajo, pasión y dedicación en sus consultas. Además, preocupado por el bienestar de los demás, decidió ofrecer descuentos especiales a las personas pertenecientes a la comunidad latina del Reino Unido.

Mendoza sale de Venezuela en el año 2013 y se instala en España. A los 25 años de edad le diagnostican dos hernias discales, lo que le cambió su vida por completo, ya que sentía dolor constante en su cuerpo.

Después de probar durante mucho tiempo la medicina tradicional, notó que no tenía ninguna mejoría y decide buscar otra alternativa, verse con un osteópata; a partir de este momento,  sin saberlo, se daría inicio a lo que sería su profesión en esta área.


¿Qué pasó en esa visita al osteópata que le cambió el rumbo de tu vida?

En la primera sesión me sentí mucho mejor y ya en la tercera, el dolor casi había desaparecido, lo que hizo que desde ese momento comenzara a investigar y cada vez me fui interesando más en el tema hasta que decido dedicarme a esto.

Ya han pasado 12 años de todo esto y hoy soy un gran defensor de los métodos de auto recuperación corporal mediante procedimientos naturales, por lo que a lo largo de mi carrera me he enfocado en investigar tratamientos no químicos que ayuden de manera orgánica la recuperación del cuerpo interna y externamente

¿Cuál es tu especialidad?

Los tratamientos que combaten cualquier patología músculo-esquelética y traumatológica. Pero también e incursionado en el mundo de la estética donde continúo en la misma línea de la recuperación natural, como el drenaje linfático, tratamientos pos quirúrgicos, PRP (plasma rico en plaquetas) entre otros.

Le puede interesar.  Venezolanos varados en España reclaman su derecho a regresar al país

¿Qué objetivo persigues con tu trabajo?

Mi objetivo es ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas mediante métodos manuales, por lo que siempre estoy en una continua preparación académica, e incursionando en distintas aéreas que me aporten mayor conocimiento y que me permitan ofrecer tratamientos cada vez más saludables y efectivos.


¿Cuál es el feedback que le dan sus pacientes después de recibir sus servicios?

El feedback que siempre recibo es agradecimiento, la mayoría llega a la clínica con mucho dolor, y al culminar el tratamiento depende del caso, el dolor puede haber desaparecido por completo y eso para mí es la mayor satisfacción.

¿Por qué la comunidad latina tiene descuento en tus servicios?


Antes de tener mi propio consultorio, trabajaba en una clínica exclusiva de Londres, donde el que iba a ser atendido allá era porque tenía un gran poder adquisitivo para costearse los servicios allí. Un día escucho una persona llorando en uno de los baños, me acerco y le pregunto que qué le pasaba y me dice que tiene dolores muy fuertes por todo el cuerpo, de inmediato, le ofrecí mi ayuda como osteópata y en tan sólo una hora los dolores habían disminuido considerablemente.

Hay personas de la comunidad latina que no pueden costearse este tipo de tratamientos y además, no tienen manejo del idioma y sienten temor e inseguridad de asistir a una cita y no entender.  


A un mes de comenzar mi propio negocio y con la experiencia contada anteriormente, mi esposa y yo decidimos que como lanzamiento de mi emprendimiento, daríamos un descuento especial a la comunidad latina y como la receptividad fue tan bien acogida, decidimos dejar dicho descuento de manera permanente.  

Le puede interesar.  Jesuitas rechazan términos discriminatorios del párroco Numa Molina contra connacionales retornados
Jonathan Mendoza, osteópata venezolano en su consultorio en Londres

¿Qué les dices a otros venezolanos que como tú están emprendiendo un negocio?

La clave para emprender cualquier negocio es comenzar, aprovechar el tiempo, arriesgar y seguir adelante con o sin apoyo.  El camino no será fácil, pero tampoco imposible, no importa en qué lugar del mundo te encuentres o cuál sea tu idea de negocio,  ¡atrévete y lánzate!

Siempre me ha gustado una frase que dice:

“Toda idea nueva pasa inevitablemente por tres fases: Primero es ridícula (todos se burlan), luego es peligrosa (no vale la pena arriesgar tanto) y después… ¡Todos sabían! (que lo ibas a lograr)”.

Jonathan es un ejemplo de venezolano en el exterior que a través de su disciplina y trabajo diario, ha logrado mantener su propio consultorio y gracias a su profesionalismo la mayoría de los clientes, por lo menos un 90% de sus pacientes viene por recomendación y el 10% a través de publicidad en redes sociales.


Las personas interesadas, pueden comunicarse con el osteópata, Jonathan Mendoza, a través de su cuenta en Instagram @osteopath_mcj o a través e su contacto telefónico 07519 551 250.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí