FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

Las autoridades mexicanas hallaron este lunes, 1 de mayo, el cadaver del venezolano Víctor Andrés Lugones Cespedes, quien murió ahogado en el río Bravo cuando intentaba cruzar a Estados Unidos.

El venezolano se lanzó al agua junto a un grupo de migrantes que sí lograron llegar a la otra orilla, pero fueron detenidos y después de horas liberados por el Puente Nuevo de Matamoros, Tamaulipas.

“Lo que queríamos era cruzar porque de aquel lado (Estados Unidos) supuestamente nos reciben, nos procesan y nos dejan adentro”, declaró a uno de sus amigos, quien lo identificó ante los funcionarios nacionales.

El testigo informó que a primera hora del día se internaron en el agua, pero cuando él ya estaba en suelo norteamericano sólo alcanzó a escuchar que alguien pedía auxilio, pero no se imaginó que fuera su compañero al que conoció en la ruta.

Al darse el reporte, personal del Instituto Nacional de Migración, Grupo Beta y la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, llegaron al sitio para comenzar la investigación y retirar el cuerpo del venezolano que apenas había llegado a la frontera norte mexicana y en cuestión de horas encontró la muerte.

Víctor Andrés Lugones Cespedes era oriundo de Maracaibo, capital del estado Zulia, al noroeste de Venezuela.

En días anteriores miles de migrantes, principalmente venezolanos, se metieron al Río Bravo para intentar atravesarlo en inflables en un intento por encontrar la forma de quedarse en Estados Unidos y continuar sus procesos migratorios en ese país y no en México.

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare
Le puede interesar.  EE. UU. es el país con más venezolanos inscritos para votar en la primaria

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí