La desgastada atención médica en los hospitales y el escaso poder adquisitivo ha impulsado que muchos venezolanos busquen alivio en “espíritus sanadores”. No poder pagar una consulta médica privada es el principal problema de aquellos que encomiendan su salud a chamanes, quienes a través de ritos buscan “restaurar el equilibrio energético en cada persona”.

En Venezuela resulta complicado recibir atención médica porque los hospitales no cuentan con suficientes médicos y la escasez de insumos y equipos obligan a los enfermos a acudir a servicios de salud privados. Frente a la crisis económica, los venezolanos buscan soluciones alternativas para tratar sus enfermedades, sobre todo cuando se trata de patologías crónicas.

Los chamanes atiendes a pacientes con todo tipo de condiciones, desde oncológicos hasta diabéticos. Carlos Márquez, chamán de 55 años, contó a la agencia AP que ellos no buscan que se les llame médico porque en realidad son “sanadores espirituales”.

Según está creencia, el desequilibrio de “elementos” como agua, tierra, fuego y aire, “influyen en la energía de la persona” y acaban generar problemas físicos y espirituales. Su tarea es restablecer esa energía y lograr el equilibrio, lo que encamina al paciente a su “sanación”.

“Aquí los pacientes tengan o no tengan dinero se atienden porque la salud no tiene precio”, Márquez, destacando que ellos reciben pequeñas cantidades de dinero como donativo, mientras que la atención de emergencia en una clínica privada es negada  “si no tienes 500 o 1.000 dólares”.

Las “sanaciones” son realizadas en nombre de María Lionza, una de las deidades tradicionales del espiritismo venezolano. El beato José Gregorio Hernández también ha ocupado un lugar de honor para los chamanes, esto a pesar de los múltiples intentos de la iglesia católica para alejarlo de dichas prácticas.

Le puede interesar.  Fondos de la corrupción superarían los 200.000 millones de dólares

Con información de AP

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí