La encuesta Colombia Opina de Revista Semana, Noticias Caracol y Blu Radio ha mostrado un aumento considerable desde noviembre de 2018 en el porcentaje de personas con un concepto desfavorable de los venezolanos que han venido al país para quedarse (49% en noviembre de 2018 y 62 % en julio de 2019).

Estas impresiones podrían estar sujetas al mito de que los venezolanos están invadiendo a Colombia, y que el atenderlos podría generar un aumento en la migración proveniente desde Venezuela. El Observatorio del Proyecto Migración Venezuela analizó el volumen de la migración venezolana en cada uno de los departamentos y principales ciudades del país durante el año 2018, con el propósito de dimensionar que tan cercano está el mito de la realidad.

El verdadero impacto de los migrantes venezolanos

Este documento describe los principales resultados de los cálculos de la tasa migrantes en los territorios, identificando el verdadero peso de la población venezolana frente al total de la población en el país, departamentos y ciudades. LOS MIGRANTES EN LOS DEPARTAMENTOS Históricamente los departamentos de frontera como Norte de Santander, La Guajira y Cesar presentaban una migración pendular orientada al desarrollo de actividades económicas y a la compra de bienes y servicios.

En los últimos años, esta región se ha sido convertido en uno de los principales receptores de migrantes venezolanos. No obstante, los departamentos del interior y los de la región Caribe han empezado a convertirse en comunidades de acogida de quienes migran.

Esto ha hecho que cambie la distribución de la población migrante entre departamentos. Mientras a diciembre de 2015, Norte de Santander y La Guajira concentraban el 24,5 % de los migrantes venezolanos, en 2018 ese porcentaje se había reducido a 17,8 %. Esta reducción se refleja en aumentos en el resto de departamentos. A este último corte, el 20 % se encontraba en Bogotá, un 11,3 % en Atlántico, 10,5 % en Norte de Santander y 7,5 % en Antioquia. También se encontraban en los departamentos del Eje Cafetero, en Sucre y en el resto de la costa Atlántica.

Le puede interesar.  La ONU plantea cuatro soluciones para la crisis migratoria

Norte de Santander y La Guajira, son los mayores receptores

Este movimiento de los migrantes hacia todos los departamentos del país contribuye a crear la idea de que todos los venezolanos están migrando hacia Colombia. Sin embargo, la verdadera magnitud del fenómeno debe analizarse a la luz de la población migrante en comparación con la población total del país y de las entidades territoriales. Al analizar la tasa de migrantes, los departamentos que obtienen valores más altos son Norte de Santander y La Guajira con 8.330 y 7.653 venezolanos por cada cien mil habitantes respectivamente, seguido de Cesar (5.445), Atlántico (4.881), Magdalena (4.430), Bolívar (3.204) y Sucre (2.928).

Hacia el interior del país, los departamentos de Santander, Quindío, Cundinamarca, Valle del Cauca, Risaralda, Antioquia, Córdoba y Boyacá, en orden, tienen tasas de entre 2.700 y 1.000 migrantes por cada cien mil habitantes en sus territorios. Los ocho departamentos restantes que hacen parte del grupo de estudio tienen tasa por debajo de los 900 migrantes. En la ilustración 1 se observa cómo los departamentos de frontera y la región Caribe tienen una proporción de venezolanos relativamente mayor que la que se observa en los demás departamentos.

Los migrantes en las ciudades

La situación de las ciudades principales es diferente. Cúcuta lidera el ranking de las ciudades estudiadas: al finalizar el 2018 concentraba a 10.291 venezolanos por cada cien mil habitantes. Le siguen Barranquilla con 8.082 y Bucaramanga con 5.449. Bogotá presenta 2.684 venezolanos por cada cien mil habitantes. Aunque en términos absolutos es la principal receptora de migrantes venezolanos, tiene una tasa relativamente baja dado el tamaño de su población. Las mayores tasas de migrantes en ciudades principales como Bucaramanga y Medellín, en comparación con las de sus respectivos departamentos, sugieren que es una migración urbana y concentrada en aquellos lugares de país que por su actividad y desarrollo económico son atractivas.

Le puede interesar.  Juez de La Haya: caso venezolano está muy lejos de llegar a juicio en la CPI

Esto indica además que no se trata de un proceso en el cual los migrantes venezolanos representen un peso importante de la población. Si bien en algunas ciudades se observa una mayor concentración (Cúcuta y Barranquilla, por ejemplo) que en otras (Bogotá, Cali, Medellín), la población migrante no supera el 3 % de la población total del país como un todo, ni el diez por ciento de la población en las diferentes ciudades. Estos datos podrían servir de insumo para una planeación estratégica de reubicación de la población migrante donde se considere, además de los tamaños de la población, las capacidades institucionales de los entes territoriales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí