Por malas condiciones de vida, un grupo de venezolanos detenidos en Curazao iniciaron una huelga de hambre. Los connacionales denuncian que su situación en el centro de reclusión ha desmejorado, circunstancia que los obliga a pedir ayuda a organismos de derechos humanos.

Los venezolanos denuncian que permanecen 18 horas al día en sus celdas, reciben comida en malas condiciones y se acuestan en colchones fétidos. Por tal motivo, iniciaron la huelga para llamar la atención de organismos de la isla e internacionales.

El sindicato de guardias penitenciarios ha calificado la situación en la prisión de “alarmante y peligrosa”. En Curazao hay 67 venezolanos detenidos, muchos de los cuales tienen antecedentes militares.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Reencuentro familiar: el mayor deseo de navidad de los caminantes venezolanos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí