Cerca de un centenar de venezolanos que se encontraban en condiciones de vulnerabilidad en Trinidad y Tobago regresaron este viernes al país en un vuelo de la aerolínea nacional Conviasa.

En un principio, el vuelo había sido suspendido el día jueves debido a las sanciones que pesan sobre la aerolínea por parte del Gobierno de Estados Unidos, por lo que los 96 pasajeros debieron pernoctar en el aeropuerto de Piarco a la espera de ser trasladados.

“Desafortunadamente, en esas circunstancias, el Ministerio de Seguridad Nacional no pudo otorgar la aprobación para que la aeronave llegara a Trinidad y Tobago”, subraya el comunicado del Ministerio de Seguridad Nacional del país caribeño, aunque no da detalles de en qué momento exacto se supo que la aeronave era de Conviasa y por qué se permitió que llegará Trinidad y Tobago para luego ser rechazado su aterrizaje este jueves.

Concesión por acto humanitario

Sin embargo, luego de una larga incertidumbre, el ente anunció el viernes que su autorización fue concedida en condición de “acto humanitario”.

En el grupo repatriado figuran personas enfermas con cáncer, niños, ancianos y una mujer embarazada.

Los venezolanos relataron a medios locales que durante meses estuvieron en contacto con el Ministerio de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago para gestionar su regreso a casa.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Los 8 puntos propuestos por el presidente Juan Guaidó en el Pacto Unitario por la Libertad y Elecciones Libres

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí