Aunque el gobierno de Chile anunció que retomará las expulsiones de quienes ingresen al país de forma irregular, cientos de venezolanos continúan llegando a territorio chileno a través de pasos irregulares en la frontera con Bolivia.

Medios locales e internacionales en la zona registran diariamente el ingreso de ciudadanos de origen venezolano en compañía de niños. Los migrantes llegan por Colchane, localidad rural de poco más de mil habitantes.

Tres carpas de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dispuestas al lado de la comisaría están repletas de migrantes que duermen allí para evitar el frío extremo. También hay una iglesia que sirve como refugio y organizaciones diversas que ofrecen comida.

La contingencia ante la llegada de migrantes ha generado el crecimiento del transporte ilegal. Los migrantes pagan hasta 70 dólares por persona para llegar a las ciudades más cercanas, así lo corroboro la agencia de noticias AFP.

Con información de AFP

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Oposición venezolana pide a Chile derogar nueva ley migratoria que facilita las deportaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí