Los migrantes venezolanos se encuentran en constante peligro ante el tráfico de personas que se ha generado en la frontera entre Colombia y Ecuador.

El contrabando de alimentos, medicinas, drogas y personas es un problema latente en la frontera entre estos dos países dejando a los venezolanos en un estado de vulnerabilidad en medio del constante paso por el tramo binacional en medio de la pandemia.

El ejército de ambos países se ha unido en un plan denominado Espejo el cual busca radicalizar las acciones para articular estas bandas durante la pandemia.

El comandante del Batallón de Infantería Andes, Franklin Pico explicó que diariamente realizan cerca de dos sobrevuelos sobre la frontera con el fin de detectar situaciones irregulares en la zona.

Según comentó el comandante de la policía de Ipiales, Luis Morales el delito de tráfico de migrantes aumentó en las últimas semanas y en su mayoría están integradas por ciudadanos venezolanos, ecuatorianos y colombianos que se encargan en contactar, movilizar y, en algunas ocasiones, robar a los migrantes mientras les ofrecen llevarlos a territorio colombiano.

Hasta ahora una decena de contrabandistas han sido detenidos por ayudar en el tránsito de personas en la frontera en la que diariamente cerca de 300 personas cruzan de forma ilegal, muchos de ellos son venezolanos que buscan ingresar a Colombia con el fin de regresar a su país.

Los connacionales tienen que pagar 60 dólares a los contrabandistas que se encargan de llevarlos desde Ecuador a Colombia mientras la frontera se mantiene cerrada por la pandemia.

Con información de El Universo

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Ola de violencia contra migrantes venezolanos: siete asesinados en tres semanas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí