151 trabajadores de la salud han muerto por COVID-19 en Venezuela, lo que constituye un cuarto de los decesos totales por la pandemia en el país.

A pesar de la emergencia, el régimen de Nicolás Maduro ha guardado silencio respecto a la cantidad de profesionales que han fallecido. Los médicos venezolanos se sienten desprotegidos por la falta de equipos de bioseguridad en los centros hospitalarios.

Frente a la desinformación, los datos que se conocen son gracias a organizaciones independiente y periodistas, quienes son perseguidos por las fuerzas represivas del régimen por ejercer su deber informativo.

Las últimas cifras oficiales de la pandemia señalan que en el país hay 57.823 casos de COVID-19, de los cuales 11.283 se encuentran activos, 46.125 recuperados, 7.873 están internados en hospitales, 3.080 en CDI y 285 en clínicas privadas. La cantidad de muertes está en 460.

Con información de El Nacional

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí