FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

Por Frontera Viva

Desde hace años los venezolanos han demostrado su descontento en contra del gobierno de Nicolás Maduro, esto ha quedado en evidencia con las 92.719 protestas que se han registrado en el país en los últimos 10 años, según cifras del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

De acuerdo al seguimiento que realizó el OVCS, las protestas de la última década iniciaron en 2011, año en que se registraron 5.338 manifestaciones, de las cuales, la mayoría estuvieron relacionadas con derechos sociales.

En cuanto al 2012, las protestas aumentaron a 5.483, equivalentes a 15 protestas diarias, el 80 % de ellas estuvieron relacionadas con derechos sociales.

Durante el 2013 se redujo la cifra a 4.410 manifestaciones de calle y se orientaron hacía el reclamo por de los derechos laborales, demandas por seguridad ciudadana, participación política, derechos de personas privadas de libertad, derecho a la justicia, solicitud de vivienda y exigencias educativas.

En 2014 las protestas tuvieron su mayor escalada. En tan solo 12 meses Venezuela registró 9.286 protestas, una cifra inédita para esa fecha.

Durante ese año se documentaron 111% mas protestas que en 2013 y estaban relacionadas con el rechazo al gobierno de Nicolas Maduro y toda su administración, así como la represión a manos de funcionarios y colectivos del régimen que dejaron como consecuencia decenas de fallecidos, heridos y detenidos.

En el 2015 Venezuela fue el escenario de 5.851 protestas, 3435 menos que en 2014, pero con un aumento de manifestaciones en demanda de derechos economicos, culturales y sociales.

Por su parte, en 2016 se documentaron 6.917 protestas incentivadas por la crisis económica, ruptura del orden democrático, vulneración de derechos políticos, ausencia de respuesta a las demandas ciudadanas, represión, protesta social y política.

Además, las manifestaciones estuvieron caracterizadas por protestas masivas y espontáneas, protestas vecinales y un aumento de las protestas violentas.

Durante el 2016 la escasez y el desabastecimiento de alimentos fue un factor fundamental y principal en las protestas generando una serie de actos vandálicos contra supermercados, abastos, almacenes, galpones y farmacias en distintas partes de Venezuela.

En 2017 nuevamente aumentó el número de protestas, registrando una cifra récord, para ese año, de 9.787 manifestaciones en el pais.

Le puede interesar.  Corte chilena deja sin efecto la expulsión de 51 venezolanos que ingresaron de forma irregular al país

De acuerdo al observatorio, en ese momento el “2017 se convirtió en el año con el mayor número de manifestaciones, superando las 9.286 registradas en 2014, inclusive por encima del promedio anual acumulado desde 2010”.

El aumento de las manifestaciones estuvo vinculado a las desmejoras en la calidad de vida de los venezolanos, la ausencia de institucionalidad democrática, la crisis económica, la militarización y la política que afrontó el país.

REUTERS/Issac Urrutia

Sin embargo, las cifras seguirían aumentado. En 2018 en el país se registraron 12.715 protestas, equivalentes a 35 protestas diarias.

Para ese año esta cifra representó “el mayor número de protestas registradas durante la gestión de Nicolás Maduro. Además, superando el índice de las dos grandes olas de protestas desarrolladas en Venezuela, en los años 2014 y 2017, en las cuales se documentaron 9.286 y 9.787 manifestaciones, respectivamente”.

En 2018 “los cierres de calle, paros, concentraciones, marchas, y tomas de establecimiento fueron los repertorios de lucha más empleados por los ciudadanos para exigir sus derechos”.

Entre los principales hechos ocurridos durante ese año se encuentran: 141 saqueos, protestas laborales sumadas a las exigencias de medicinas y alimentos, agudización de los servicios básicos (gas doméstico, agua potable, y electricidad), 12 fallecidos en las protestas de los cinco primeros meses del año, unión de distintos gremios profesionales y obreros para exigir respeto a las contrataciones colectivas, anuncio de medidas económicas que detonaron las protestas de calle, se agudizó la Emergencia Humanitaria Compleja y aumento de  protestas por alimentos y por entregas demoradas y promesas incumplidas con el Clap.

El 2019 fue el escenario de 16.739 manifestaciones, el maximo registrado en los últimos nueve años según destacó el Observatorio quien además agregó que “las exigencias por un cambio de rumbo político, salarios dignos, respeto a los contratos colectivos, acceso a las medicinas, a los alimentos y la garantía de mejores servicios públicos fueron las principales demandas de los venezolanos, quienes desafiaron los mecanismos de represión del Estado contra las manifestaciones y realizaron concentraciones, cierres de calle, paros, marchas y pancartazos en todo el país”.

Durante el 2020 la cifra de protestas se redujo a 9.633. Estas fueron promovidas por demandas de derechos economicos, sociales, culturales y ambientales, mejoras de los servicios básicos, acceso a la salud, reivindicaciones laborales, alimentación y rechazo a la crisis de la gasolina.

Le puede interesar.  Operación antinarcóticos contra Nicolás Maduro disminuye narcovuelos a Centroamérica

Cabe destacar que el 81% de las protestas se desarrollaron durante la vigencia del decreto de estado de alarma por el COVID-19.

“Ni la represión del régimen de Nicolás Maduro ni el COVID-19 detuvieron a la sociedad civil en la exigencia de derechos. Vecinos, trabajadores, sindicatos y gremios demostraron que hay un país que quiere vivir con dignidad y en democracia”, declaró el director del OVCS, Marco Antonio Ponce.

En 2021 se registraron 6.560 manifestaciones lideradas por reclamos de derechos económicos, culturales, sociales y ambientales, protagonizadas por trabajadores y vecinos.

“Estas acciones ciudadanas han visibilizado ante organismos internacionales la inminente necesidad de que el Estado garantice una vida digna, con salarios y empleos de calidad, acceso al agua potable, gas doméstico y un servicio eficiente de electricidad”, destacó el observatorio.

Las protestas se han convertido en la clara evidencia del descontento que existe entre los venezolanos víctimas de la compleja crisis, humanitaria, social, económica y política que sigue afectando al país y que continúa siendo el principal motivo de las manifestaciones sociales.  

Los manifestantes venezolanos más que una solución al problema que les aqueja y que durante una década los ha sometido al deterioro progresivo de la calidad de vida, ahora lo que exigen es un cambio en el sistema de gobierno, la única vía viable que avizoran para apaciguar la crisis que viven y que los mantiene inmersos pobreza.

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí