Terminal de San Antonio del Táchira

Juan Carlos Galindo, de 50 años, se quedó atónito cuando este viernes, denominado “Black Friday”, se acercó a las casas de cambio de La Parada, en Colombia, y vio que el dólar oscilaba entre 2.500-2.600. 24 horas antes, el jueves, en esos mismos establecimientos, la moneda se cotizaba a 3.200.

“Fue una estafa colectiva”, soltó indignado Galindo. “Como uno es extranjero, pareciera que uno no tiene derechos aquí en Colombia. Fue un mal comportamiento, porque uno viene acá es a adquirir productos de primera necesidad”, señaló.

Juan Galindo, venezolano de 50 años

Indicó que mucha gente, al ver el precio del dólar, no pudo hacer mucho, ya que venían de regiones alejadas y tuvieron que cambiar en base a como estaba. “Hago un llamado para que tomen conciencia. Así uno sea chino, ruso, estadounidense, tiene su derecho como ser humano”.

El caso de Neri Aquino, de 50 años, fue distinto. Ella arribó a la frontera desde el pasado 28 de noviembre, un día antes del Viernes Negro,  y pudo vender sus dólares en 3.190. “Me imagino que la pobre gente que llegó ayer con su dinero, tuvo pérdidas”, resaltó, ya con sus compras hechas y de regreso a Venezuela, para embarcarse a Caracas.

“Eso fue horrible, mucha gente por todos lados. Uno lo que hizo fue pasar trabajo. No vuelvo más a un Viernes Negro, prefiero que sea un día normal”, sentenció Aquino, quien se motivó a viajar a Cúcuta  para comprar parte de los estrenos de sus hijos, así como algunos productos de primera necesidad y para el “rebusque”.

Neri Aquino, venezolana

Su esposo, que ha viajado a la frontera en reiteradas ocasiones, le aseguró que no hubo mucha diferencia con los precios que manejaron en las “rebajas”. “Imagínate las personas que vendieron sus dólares en 2.600, lo que hicieron fue perder”, reiteró.

Entretanto, Clarinés Mendoza, arribó a Cúcuta el pasado miércoles, día que aprovechó para realizar gran parte de sus diligencias. “Cambié y compré las cosas. Vine por el regalo de niño Jesús de mi hijo, su estreno para diciembre y algo de comida”, puntualizó, al tiempo que hizo referencia de los precios: “estuvieron bien”.

Aunque Mendoza no había pensado en el “Viernes Negro”, su viaje, desde Yaracuy hasta la frontera, coincidió con esta jornada. Afortunadamente, sus transacciones las hizo antes del día central. “A mí no me gustó el Viernes Negro. Hubo mucha gente, estafas y muchos estaban pendientes de robar”, señaló.

Clarinés Mendoza

Al consultar en las casas de cambio sobre la variación del dólar, no supieron dar argumento alguno. Todo apunta a que se trató de una estrategia de los operadores cambiarios para registrar mayores ganancias.

90.000 venezolanos se movilizaron durante el Black Friday

Más de 90.000 ciudadanos ingresaron este viernes al Terminal de Pasajeros de San Antonio del Táchira, movidos por el “Black Friday”, informó Willian Gómez, alcalde del municipio Bolívar.

Gómez recalcó que lo máximo que se registra en un día de gran movimiento, son 17.000 pasajeros; es decir, la cifra se quintuplicó como consecuencia de la jornada de descuentos en el comercio de Cúcuta.

Precisó que estas personas llegaron en más de 1.200 unidades que entraron a la jurisdicción, provocando colapso en las vías que conectan con el terminal y el puente internacional Simón Bolívar.

En cuanto a carros particulares, dijo que arribaron más de 5.000. “Los diferentes cuerpos de seguridad se desplegaron en los puntos más neurálgicos para garantizar el orden”, indicó.

Gómez lamentó el comportamiento que tuvieron este viernes las casas de cambio de Colombia, en donde se constató una caída abrupta del dólar y del bolívar, generando pérdidas al venezolano.

Jonathan Maldonado, corresponsal de FronteraViva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí