Villca Fernández, ex preso político del régimen en el exilio

Debido a la crisis generada por la pandemia de covid-19, migrantes venezolanos en Perú perdieron sus empleos y han sido desalojados de sus residencias por no poder pagar el alquiler. Ante este panorama, el activista político Villca Fernández alertó que en Perú existen más de 1.000 venezolanos que se encuentran en las calles.

Destacó que debido a la situación vulnerable en la que se encuentran, muchos se han visto en la obligación de regresar a Venezuela.

“Los venezolanos no se están regresando voluntariamente a Venezuela nuevamente; los venezolanos que huyeron de país hoy están huyendo de la discriminación, de la xenofobia y de una política errada del presidente Vizcarra. Huyeron de Venezuela y ahora se van porque son desalojados, porque tienen hambre, porque no tienen cómo pagar servicios. También, porque sus familias están quedándose en la calle”, indicó en una entrevista para VPI TV.

Denunció que a los venezolanos no solo los están desalojando de los arriendos, sino que además les quitan sus pertenencias personales.

“No solo te piden que desalojes sino que ha llegado un punto en que se quedan con tus cosas y te cambian la cerradura. En otros casos te lanzan por los balcones todas tus pertenencias”, dijo.

Fernández explicó que la Defensoría del Pueblo de Perú ha manifestado en reiteradas oportunidades que no pueden darse desalojos, pero hay propietarios que han hecho caso omiso.

El pasado viernes, Carlos Scull, embajador del presidente encargado Juan Guaidó en ese país, precisó que de acuerdo con las últimas estadísticas 500 migrantes venezolanos han sido desalojados de sus espacios alquilados en Perú, aunque destacó que podría tratarse de muchos más.

Le puede interesar.  Camión con insumos médicos arribó al hospital de San Antonio

Incrementar esfuerzos

Villca Fernández solicitó a la Presidencia interina que canalice a través del Grupo de Lima una ayuda humanitaria para esta población. Asimismo, dijo que esto se repite en países de la región como Chile, Colombia y Ecuador, así como también en otras naciones como Italia.

“Pedimos también a Acnur que creen campos de refugiados para la población que se queda en las calles. Hay más de 1.000 venezolanos. Se han quedado sin trabajo debido a decisiones políticas por parte del Estado para contener la crisis del covid-19. Están cerrando los restaurantes, y ahí es donde se concentran muchos venezolanos que trabajan”, manifestó.

Reconoció el trabajo que han realizado algunas ONG y la embajada para repartir bolsas de comida, aunque aseguró que esto no es suficiente. “Mientras ayudas a una familia tienes 10 más necesitadas”, lamentó.

En días pasados, el embajador Carlos Scull informó que están brindando orientación jurídica a los venezolanos afectados para que conozcan cómo deben hacer las denuncias. Además, están impulsando un plan de contingencia llamado Alimentación Solidaria para asistir a más de 100.000 familias.

Prensa Frontera Viva

https://twitter.com/VPITV/status/1254772334906314757

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí