En medio de la diatriba internacional en donde el presidente de Estados Unidos, aseguró tener “fuertes razones” para creer que hay corrupción y mala conducta en los más altos niveles de la Corte Penal Internacional (CPI). El ex parlamentario venezolano Walter Márquez, recordó la solicitud hecha a los Estados partes de la CPI, de remover a la fiscal que lleva el caso Venezuela, por negligencia y complicidad con Nicolás Maduro

Por Rosalinda Hernández C.

Negligencia grave y complicidad con el régimen venezolano y por dilaciones indebidas en relación al examen preliminar de febrero de 2018, son parte de los atenuantes por los que pidió el diputado venezolano jubilado y presidente de la Fundación El Amparo, Walter Márquez, sea removida del cargo la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda.

El parlamentario jubilado, basado en las acusaciones hechas en contra de Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad, solicitó a los Estados parte y a la comunidad internacional, una vez más, se investigue, se inhiba de los casos, o sea removida del cargo a la fiscal de la CPI.

Bensouda, anunció recientemente que “hay avances significativos”, en relación a las acusaciones en contra de Nicolás Maduro, acción que Walter Márquez la desmintió.

El también defensor de los derechos humanos, dijo que la fiscal de la CPI, es responsable de retrasos injustificados y de negligencia criminal en el inicio, la tramitación y la resolución de más de 120 causas contra Maduro y miembros de su gobierno desde abril de 2014, hasta la actualidad.

Las causas se han establecido de acuerdo al artículo 15 del Estatuto de Roma, y una denuncia de seis Estados parte (Chile, Colombia, Paraguay, Argentina, Perú y Canadá), en septiembre de 2018, afianzados en el artículo 14 del mismo Estatuto, quienes también piden investigar crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen venezolano.

Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) de mayo de 2018, elaborado por el equipo del secretario General, Luis Almagro, concluyó que había fundamentos razonables para investigar a Maduro por crímenes de lesa humanidad.

El informe de la OEA, se suma a las denuncias ya hechas, detalló el diputado jubilado.

¿Corrupción en la CPI?

Es tan pública y notoria la negligencia y la corrupción en la Corte Penal que el pasado 11 de junio el presidente de Estados Unidos señaló que tenía “fuertes razones” para creer que hay corrupción y mala conducta en los más altos niveles, señalando directamente a la fiscal Fatou Bensouda, precisó Walter Márquez.

“Las acciones de la Corte Penal Internacional son un ataque a los derechos de los estadounidenses y amenazan con socavar nuestra soberanía nacional”, señaló la Casa Blanca a través de su jefa de prensa, Kayleigh McEnany.

Además, por enésima vez, la Casa Blanca ha recordado que Estados Unidos no es firmante del Estatuto de Roma y que, por tanto, considera cualquier acción por parte de la CPI “un ataque”.

El mandatario estadounidense ha autorizado sanciones económicas y restricciones de visados de viajes contra los funcionarios de la CPI directamente relacionados con investigaciones sobre los efectivos del Ejército de Estados Unidos y agentes de la inteligencia por posibles crímenes de guerra.

Walter Márquez, agregó que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, también ha manifestado que la CPI está politizada en contra de Estados Unidos e Israel, “pero cierra los ojos ante los peores violadores de derechos humanos en el mundo”.

Netanyahu, no mencionó el caso de Venezuela, pero indudablemente Nicolás Maduro está incluido en la lista de quienes vulneran los derechos humanos a sus conciudadanos, dijo el presidente de la fundación El Amparo.

Cronología de la impunidad

Una compilación de denuncias, particulares e institucionales, detalladas en la investigación  “cronología de la impunidad”,  se presentaron ante la fiscalía de la Corte Penal Internacional, entre abril de 2014 y abril de 2020.

Las denuncias de crímenes de lesa humanidad en Venezuela, de acuerdo al trabajo de investigación se cometieron por Maduro y han sido encubiertos por la Fiscal Bensouda, acción que amerita su remoción del cargo por falta grave conforme al artículo 46 del Estatuto de Roma y la Regla 24 de Procedimiento y Prueba de la CPI, sentenció Márquez.

Recordó que el anterior Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Zeid Ra Ad Al Hussein, pidió en junio de 2018 que se investigaran los crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

La Cancillería argentina hizo recientemente un planteamiento similar, al igual que el grupo de lima, el parlamento europeo y más de 200 diputados de América Latina se unieron al petitorio en 2014.

La Ex Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz formalizó denuncias por ejecuciones extrajudiciales. La defensora de los derechos humanos, Tamara Sujú ha hecho fuertes denuncias por torturas.

Por su parte, William Cárdenas Rubio, entre otros el Grupo de Lima han realizado acusaciones por exterminio y solicitan  investigar a Maduro por crímenes de lesa humanidad.

En 2017 más de 190 senadores de Chile y Colombia liderados por Iván Duque, actual presidente de ese país, pidieron investigar al régimen venezolano por crímenes de lesa humanidad, denuncias que a pesar de las contundentes pruebas que la acompañan, no han obtenido respuestas de la incompetente fiscal, Fatou Bensouda, expresó Márquez.

“Al evaluar las denuncias, de los 11 delitos internacionales que constituyen los crímenes de lesa humanidad, del artículo 7 del Estatuto de Roma todos los 11 crímenes los ha cometido Nicolás Maduro y su régimen, contra millones de venezolanos victimas de la oprobiosa dictadura”, resaltó el legislador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí